El paro de larga duración alcanza cifras récord en España

Casi dos millones y medio de españoles llevan más de dos años sin encontrar empleo, afectando principalmente a los mayores de 45 años.

paro
Tras años de constantes subidas, el desempleo en España comienza a descender (eso sí, a una velocidad exasperantemente baja). En el mes de junio sin ir más lejos el paro registrado disminuyó en más de 120.000 personas, alentando las esperanzas de que la presente legislatura acabe con menos desempleados que al principio (un magro consuelo por las expectativas creadas en 2011). Sin embargo, no todos los datos referidos al empleo invitan al optimismo. Los parados de larga duración no han dejado de aumentar hasta la fecha.

De acuerdo con los datos referentes al primer trimestre de 2014, un total de 2.419.000 personas llevan más de dos años buscando empleo en España. La cifra, que equivale a más de la mitad del total de españoles desocupados (el 40,8%, para ser exactos), multiplica por diez el registro existente en 2008 (243.000 españoles llevaban como mínimo dos años apuntados al entonces Inem). Los niveles en que se mueve este segmento tan amplio de la población desempleada preocupan podrían seguir aumentando de confirmarse las previsiones de numerosos analistas.

Una de las principales explicaciones que se dan a este fenómeno es que muchos de los españoles con edades de entre 45 y 65 años que perdieron su trabajo durante la Gran Recesión son sistemáticamente rechazados por el mercado. Además, una parte muy importante de este colectivo desempeñaba oficios relacionados con el sector de la construcción, por lo que su formación académica es escasa y su especialización laboral no les ayuda precisamente a encontrar cobijo en otros sectores.

Por todo lo anterior, no afrontar con decisión este problema aboca a que nuestro país eternice un paro estructural de entorno a dos millones de personas, algo que implicaría que, incluso cuando la crisis hubiese desaparecido, la tasa de paro seguiría por encima del 10%. Medidas como las ayudas a la contratación de jóvenes o las ventajas fiscales para emprendedores buscan poner coto al estratosférico índice de desempleo juvenil en España, pero se echan en falta propuestas que ayuden a los parados crónicos a volver a la actividad.

Vía: Libre Mercado

Foto: Daquella Manera

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...