El infierno demográfico del que trata de huir Japón

El país podría perder hasta un tercio de su población en los próximos cincuenta años, con el problema añadido del envejecimiento de la sociedad.

japon

Japón es la tercera potencia económica mundial y, a pesar del brillo perdido en la última década, sigue siendo una referencia ineludible en materia de tecnología e innovación. Es también un destino turístico muy fascinante para los visitantes occidentales y un actor clave en el complejo equilibrio de poderes en la región Asia-Pacífico. Por supuesto, Japón también tiene sus propios problemas y estos no son pequeños. Junto con el estancamiento económico que va camino ya de las tres décadas, el archipiélago se enfrenta a un duro desafío demográfico.

La población japonesa es una de las más envejecidas de la región desde hace años, fruto de factores como la baja natalidad y su célebre longevidad. Hablamos de una esperanza de vida que en 2014 se acercaba a los 84 años, una de las más altas del planeta. Es precisamente esta variable la que ha evitado que la población total se hunda pese al descenso de los nacimientos. Este frágil equilibrio se romperá de aquí a cincuenta años, cuando Japón perderá hasta un tercio de su población actual.

Esta es la conclusión de diferentes estudios demográficos, que contemplan que los 127 millones de habitantes con los que cuenta hoy el país se reducirán hasta el entorno de los 90 millones. Y de este número, el 40% corresponderá a personas con 65 años o más, agravando el problema del envejecimiento social. Este escenario tendría su lógico impacto en el ámbito económico, puesto que apenas habrá 1,3 trabajadores por cada pensionista, una ecuación que complica la sostenibilidad de los servicios sociales nipones.

¿Cómo se está enfrentando el país a este sombrío futuro? El Gobierno de Shinzo Abe ha impulsado distintos programas encaminados a facilitar la llegada de inmigrantes jóvenes. En cualquier caso, en 2015 Japón solo recibió 75.000 inmigrantes. Para que la población no se reduzca respecto a los niveles actuales, el país tendría que recibir cerca de 500.000 inmigrantes al año hasta 2065. Curiosamente, la mayor parte de la sociedad japonesa, de mentalidad muy conservadora, no ve con buenos ojos el asentamiento de extranjeros.

Vía: Libre Mercado.

Foto: © sepavone

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...