El Gobierno propone retrasar la jubiliación anticipada hasta los 65 años

El secretario de Estado de Seguridad Social anuncia su intención de retrasar la jubilación anticipada a los 65 años y la parcial a los 63.

Jubilados

Un grupo de jubilados.

El secretario de Estado de Seguridad Social, Tomás Burgos, ha propuesto el retraso de la edad de jubilación anticipada a los 65 años y la parcial a los 63. Burgos abogó por esta solución ya que si los jubilados pudiesen hacer trabajos remunerdos «ganaría la persona, la sociedad y la Seguridad Social». Ya que según comunicó «por cada trabajador que aplaza su retiro laboral hay siete que se jubilan anticipadamente».

Para ello, el Gobierno propuso incentivar la compaginación de jubilación y salario. Los requisitos son haber cotizado por el 100% de la base reguladora -de 35 a 37,5 años progresivamente- y se cotizaría por contingencias profesionales y sólo para el sector privado. De este modo, el jubilado cobraría entre el 40 y el 60% de la prestación, tendría una cotización de «solidaridad» a la Seguridad Social por el salario recibido y una vez finalizada la actividad, recuperaría su pensión íntegramente.

Así pues, las medidas propuestas por Tomás Burgos, en la Comisión del Pacto de Toledo en el Congreso de los Diputados, entrarían en vigor de manera progresiva desde 2013 hasta 2027, fecha en la que concluiría el periodo transitorio que aplazará la edad de jubilación de los 65 a los 67 años. Burgos justificó la propuesta afirmando que «la prolongación de la vida laboral es imprescindible para mantener el sistema de pensiones actual».

Por otro lado, el secretario de Estado de Seguridad Social recordó que en 2011 el 40% de las personas que se jubilaron lo hicieron anticipadamente. Así pues, durante el pasado año la edad real de jubilación se colocó en los 63,87 años. Burgos aprovechó para denunciar que «quienes se jubilan anticipadamente son siempre los salarios más altos». Además, Tomás Burgos afirmó que en «los casos de jubilación parcial -a partir de los 61 años- todos los gastos recaen en la Seguridad Social. Por ello, la propuesta del Gobierno «modificará al alza la jornada laboral de los jubilados parciales y evitará el abuso de los contratos de relevo».

El secretario de Estado aseguró que esta propuesta supondría unos ahorros para la Seguridad Social de entre 500 y 900 millones en un corto periodo de tiempo. Sin embargo, la medida ha sido duramente criticada por los grupos parlamentarios de la oposición. Desde el PSOE, tildaron la medida como «indigna y una falta de respeto a los casi 6 millones de parados».

Fuente / Finanzas

Foto / Jorge Macri

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...