El Gobierno presenta un decálogo de austeridad para los altos cargos

Viajar en clase turista, reducir el tiempo de las estancias en hoteles y restringir el uso de coches oficiales son algunas de las recomendaciones.

cargos

Mientras el verano languidece lentamente, el Gobierno está echando el resto para preparar una campaña electoral que se vislumbra la más reñida y tensa desde la de 1979. El Partido Popular parece haber comprendido que su imagen pública es tanto o más importante que los datos macroeconómicos para retener el poder. Por ello, el Ejecutivo está realizando numerosos gestos para remontar la pésima valoración ciudadana y obtener una mayoría parlamentaria suficiente en noviembre. El último guiño ha tocado a un colectivo que parecía indemne a los recortes.

Y es que, si bien los sueldos de los ministros y del propio presidente del Gobierno se mueven en umbrales más que razonables, no ocurre lo mismo con los altos cargos asociados a los diferentes ministerios y a las empresas públicas. Unas remuneraciones a las que se suman numerosos complementos de muy difícil justificación ante la opinión pública. Por ello, el ministerio de Hacienda ha publicado un decálogo de ‘indicaciones’ para un uso más responsable de los fondos públicos, como reducir dietas y utilizar el transporte público.

Los altos directivos del sector público deberán viajar en clase turista, restringir la duración de las estancias en hoteles al tiempo estrictamente necesario, hospedarse en los hoteles que ofrezcan las mejores condiciones económicas o servirse del vehículo particular en cualquier desplazamiento que no obedezca al desempeño de sus obligaciones. Otra medida destinada a reducir los costes generales es la de sustituir determinadas visitas o reuniones por conferencias virtuales a través de Internet. Por otro lado, las comitivas que se desplacen en cada viaje también deberán acotarse.

Este conjunto de recomendaciones parecen regidas por el más elemental sentido común, por lo que llama tristemente la atención que se produzcan por las urgencias electorales del partido que sustenta al Gobierno. No sorprende, así, que la oposición en bloque haya mostrado su malestar por los gestos de cara a la galería al tiempo que ha reprochado a Hacienda que se limite a ‘sugerir’ buenas prácticas. El decálogo ya está aprobado pero tiene un plazo de dos meses para ponerse en práctica.

Vía: ABC

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...