El Gobierno chino apuesta decididamente por impulsar su demanda interna

Frente a la caída de las exportaciones, el Consejo de Estado chino aboga por facilitar la importación y aumentar la renta disponible de los consumidores.

china

China parece estar comprendiendo que los días de vino y rosas marcados por las salidas diarias de millones de toneladas de productos para su colocación en los principales mercados internacionales están tocando a su fin o, al menos, ya no serán tan rentables en el futuro. Por ello, el gigante asiático sabe que se encuentra ante una reconversión forzosa de su modelo productivo, que ahora deberá tener en cuenta algo prácticamente invisible hasta hoy: la demanda interna. El Gobierno se prepara para este escenario.

El Consejo de Estado, algo así como el órgano que detenta el poder ejecutivo en China, ha comunicado a través de una de las agencias informativas propias que el país va reajustar su modelo económico para dar cabida a mayor margen para el consumo interno y reducir las inversiones externas. Tal y como se han sucedido los acontecimientos, justo después de una reunión del consejo con el primer ministro, Li Keqiang, todo parece apuntar a que la certificación del viraje económico ha sido impulsada directamente por las altas esferas del país.

Aunque el paquete de reformas todavía tiene que concretarse más, se da por sentado que se van a reducir los gravámenes para la importación de los productos más demandados por los chinos. Estamos hablando de bienes de consumo de fabricación, generalmente, occidental, y que están relacionados en su mayor parte con sectores tecnológicos y lujosos. Algunas medidas más concretas serán la apertura de más tiendas libres de impuestos en los aeropuertos y suavizar la intensidad de las inspecciones aduaneras, acabando con los llamados impuestos a la importación ‘irracional’.

Junto con este elenco de actuaciones de cara a favorecer la entrada de productos foráneos, el Ejecutivo asiático va a tratar de aumentar la renta disponible de los hogares y consumidores merced a la rebaja de una serie de tributos domésticos. Además de ver reducida la mordida fiscal a la ropa y los cosméticos, los empresarios también tendrán que abonar menos impuestos a la hacienda público. Por último, China también se compromete a desarrollar combustibles más eficientes y limpios.

Vía: Expansión

Foto: Kurious

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...