El duro precio que asume Grecia para aliviar su deuda

El Gobierno de Alexis Tsipras se compromete a implementar ajustes equivalentes al 2% del PIB hasta 2020, concentrándose en las pensiones y los impuestos.

Greece crisis blue red backgroud

La historia del rescate de Grecia es la de un fracaso a cámara lenta en el que todos los actores implicados cuentan con su correspondiente cuota de responsabilidad. Por supuesto, los diferentes gobiernos helenos son los que más explicaciones tienen que dar al respecto pero también la ‘Troika’ debe entonar el mea culpa en según qué aspectos. La enésima muestra de esta tragedia se vio en la última reunión del Eurogrupo, en la que Grecia aceptó nuevos ajustes con la esperanza de reducir su deuda.

Grecia se ha comprometido a efectuar distintas alzas impositivas y recortar las prestaciones sociales para desbloquear la renegociación de las condiciones del tercer rescate del país. La factura que asume el Ejecutivo de Alexis Tsipras no es precisamente barata, dado que dichos ajustes equivalen al 2% del PIB griego. Para hacer más llevadero el esfuerzo, Grecia ha logrado que la primera fase del plan se prolongue hasta 2019, siendo esta la que afecta a las pensiones. En 2020, se completaría el calendario con una reforma fiscal bastante ambiciosa.

En suma, el Gobierno heleno recibe tres años para cumplir con lo acordado con el resto del Eurogrupo, si bien el acuerdo todavía no es definitivo al 100% porque quedan ciertos detalles menores que se están debatiendo en mesas más técnicas. En realidad, las negociaciones se habían estancado precisamente en esos asuntos de menor entidad. Dado que este verano Grecia se enfrenta a vencimientos de deuda por importe de 7.000 millones de euros, el Eurogrupo ha cerrado primero el grueso del programa para no perder tiempo.

La aceptación por parte del Gobierno de Syriza de estas exigentes condiciones se explica por su voluntad de renegociar nuevas quitas de la deuda. Tsipras espera mayor comprensión que cuando llegó al poder y, ciertamente, las duras medidas que ha adoptado en el último año y medio deberían llevar a sus socios europeos a atender parte de sus demandas. No obstante, es probable que no se decida nada en este sentido hasta que se celebren las elecciones alemanas en septiembre.

Vía: El Mundo.

Foto: © pixeldreams

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...