El dinero del rescate podría llegar en diciembre

La primera remesa de dinero para el rescate del sistema bancario español podría comenzar a llegar a principios de diciembre. Eso si, aún no se sabe cuanto dinero será ni cuanto acabará pidiendo España, aunque los test de estrés a los bancos prevén que necesita 59.300 millones.

La banca española puede necesitar hasta 59.300 millones de euros.

El dinero del rescate a los bancos españoles, firmado en julio y que en principio se anunció que comenzaría a llegar en agosto tiene una nueva fecha de llegada: principios de diciembre. Después de descartar una primera inyección de urgencia para los bancos que la necesitaran, de que se hayan hecho los test de estrés encargados a la consultora Oliver Wyman y de que el Gobierno haya acabado cediendo ante Europa en la creación del «banco malo», parece ser que la primera partida de dinero está lisa. Eso si, los hasta 45.000 millones de euros tenían que llegar, en principio, a mediados de noviembre; pero lo harán en los primeros 10 días de diciembre.

Se sabe que en este primer tramo del rescate podrían llegar estos 45.000 millones, casi la mitad de los 100.000 previstos por la UE, y hay 15.000 más para los otros dos -previstos para finales de diciembre y finales de junio de 2013-; pero no se sabe cuanto dinero pedirá España. Según los resultados de los test de Oliver Wyman, el conjunto de los bancos españoles necesitará 59.300 millones de euros si se cumplen sus peores previsiones.

Las previsiones del Gobierno dicen que con unos 40.000 millones sería suficiente, ya que los bancos se verán beneficiados, entre otras cosas, del traspaso de sus activos tóxicos al «banco malo». Finalmente, podrían acabar traspasándose al «banco malo» más activos tóxicos de los previstos en un principio, lo que podría reducir las necesidades de los bancos. En este caso, el rescate se reduciría hasta unos 30.000 millones de euros.

Una de las consecuencias de la llegada del dinero del rescate es que aumentará el déficit público, con lo que el Gobierno no cumplirá con los objetivos de déficit impuestos por Bruselas, uno de los grandes objetivos de Mariano Rajoy. Eso si, la UE ya ha dicho que el efecto del rescate en el déficit público es transitorio, por lo que no lo tendrá en cuenta a la hora de valorar el resultado final. De todas formas, el Gobierno ya tiene asumido que cerrará el año con un défict del 8%, lejos del 6’3% exigido por sus socios europeos.

Que el Gobierno acepte las previsiones europeas de déficit no quiere decir que tambié esté de acuerdo con el pronóstico de una caída del PIB del 1’4% en 2013 -los Presupuestos prevén que solo caiga un 0’4%-. Según el Ejecutivo, todo depende de si el BCE compra o no deuda a los estados, lo que disminuiría considerablemente la prima de riesgo, ahora instalada sobre los 430 puntos. Para ello, el BCE ya ha dicho que Rajoy debe pedir el rescate, ante lo que el Gobierno se muestra ambiguo e indeciso.

Fuente: Publico

Foto: xornalcerto

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...