El crecimiento económico chino abre un enorme mercado al sector turístico internacional

Con más de 97 millones de viajeros y 75.000 millones de euros de facturación en 2013, el turismo chino es una auténtica joya para el sector.

china

Hace algunas semanas, un conocido medio de información económica en español estimaba que el Producto Interior Bruto (PIB) de China podría superar al estadounidense antes de que finalice la presente década. Independientemente de que semejante pronóstico nos parezca o no realista, no puede negarse que el crecimiento económico experimentado por el gigante asiático desde la década de 1990 ha permitido alumbrar un atisbo de clase media en el país así como aumentar considerablemente el nivel adquisitivo de las capas sociales más pudientes.

Por todo lo anterior, el turista chino es ya un cliente con múltiples posibilidades para los países turísticos por antonomasia. Hasta ahora, el consumo chino de productos occidentales se limitaba a los bienes de equipo y a la inversión financiera. En los últimos años sin embargo, el flujo de viajeros procedentes de China se ha incrementado de manera constante hasta alcanzar en 2013 los 97 millones de usuarios. Un mercado más que notable habida cuenta de que se da por sentado que el número de turistas no deje de aumentar en los próximos años.

Ante esta realidad cabe señalar no obstante varios matices. Por un lado, el turista chino tipo ha preferido hasta ahora los destinos asiáticos y americanos, muy especialmente Estados Unidos y Hong-Kong (que forma parte, al menos políticamente, de China). Es pues prioritario para las grandes zonas turísticas europeas conseguir captar el interés de un mercado dinámico y con un elevado nivel adquisitivo. No en vano, el turismo chino internacional fue el que más dinero se gastó durante el pasado año, alcanzado la friolera de 75.000 millones de euros según la OMT.

Para lograr una porción de tan apetecible tarta, plazas como Londres o París han lanzado ya campañas bastante agresivas orientadas a los nuevos reyes del turismo. La capital británica sin ir más lejos ha reducido notablemente las trabas administrativas para la expedición de visados a los viajeros chinos. Y dado que se trata principalmente de un turismo de lujo, la ciudad de los Campos Elíseos apuesta por ofrecer paquetes vacacionales de cinco estrellas.

Vía: ABC

Foto: Angela Schmeidel Randall

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...