El comercio centra sus expectativas en una campaña de rebajas con un gasto medio de 50 euros por persona

El pequeño comercio mira con recelo la campaña de rebajas de verano en la que se concentra el 25% de sus ventas anuales y que este año llega con cambios legislativos

rebajas

Los establecimientos españoles se sumergen de lleno en la campaña de verano que ha arrancado con la llegada del mes de julio. Una temporada de rebajas en la que las estimaciones hablan de un gasto medio por persona de 50 euros pese a las restricciones que se ciernen sobre multitud de hogares en los que el desempleo y la necesidad de contener los gastos son la principal máxima.

Por productos, el textil se presenta como el que más operaciones de venta suele concentrar, con un 75% de los desembolsos realizados por los consumidores, especialmente en la compra de zapatos y diferentes complementos de moda.

El comercio al por menor centra en esta campaña sus expectativas de recuperación tras unos meses complejos por la contención del gasto a la que se ven sometidos los hogares. Y es que, en este periodo de rebajas estivales, los establecimientos esperan concentrar el 25% de las operaciones que se realizan en el año, compensando así la caída libre y encadenada de las ventas que arrastran desde hace 35 meses.

Haciendo un guiño a estas necesidades, el Gobierno activaba el pasado año el nuevo marco legal por el que se regirán los comercios y que permitía adelantar el periodo de descuentos, algo a lo que muchos negocios se han sumado ya en esta campaña. La nueva normativa brinda, además otras mejoras a los establecimientos reforzando el número de productos que pueden formar parte de los catálogos de rebajas.

Destacar que, en este aspecto, la anterior legislación establecía que para que los artículos pudiesen venderse en rebajas tendrían que haber estado a la venta en el comercio al menos con un mes de antelación, medida que ahora se ha suprimido dejando de fijar una periodicidad obligada para la venta.

Con la entrada de estas nuevas pautas de venta, los comercios pueden, de igual manera, adaptar los productos que quieren vender al periodo de rebajas en el que se encuentran y adquirir artículos para venderlos exclusivamente en estas campañas. Otro de los cambios se refiere al apartado de liquidaciones, en el que la ley ha optado por ampliar los plazos concediendo un calendario que va desde los tres meses hasta un año.

fuente: europapress

Foto: Claudiolobos

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...