El Brexit también aumenta los precios en la reparación de coches

Las reparaciones de coches que se realicen en Reino Unido después del Brexit tendrán un coste superior.

Piezas de recambio

Sirva el ejemplo de lo que está viviendo Reino Unido en relación al Brexit para comprobar los serios problemas a los que se enfrenta una sociedad como la británica en términos económicos después de haber tomado la decisión de independizarse de Europa. En las últimas semanas han ido llegando noticias desde tierras británicas que nos hablan de los problemas e inconvenientes que el Brexit está provocando en la vida de los ciudadanos de la región.

Algunos de estos problemas son tan comunes como que aumenten los precios de diversos servicios. Uno de los últimos en alarmar a los británicos ha sido el de la reparación de coches. Según un informe publicado por la Society of Motor Manufacturers and Traders, se estima que el aumento en el coste de las reparaciones para los británicos será de unos 2 mil millones de libras al año. Esto significa que sin duda habrá un aumento en los precios de la reparación de vehículos y que será algo que todos los británicos notarán en los próximos meses.

Esto se debe a que Reino Unido tendrá que seguir importando piezas de vehículos para realizar las reparaciones y ahora los impuestos y las tasas de este tipo de operación serán mayores. Los valores en la aduana y todo lo relacionado con la importación cambiará de forma sensible en tiempos próximos para los británicos.

Por ello los principales responsables de las asociaciones relacionadas con el sector automovilístico de Reino Unido solicitan al gobierno que haga todo lo que pueda para asegurar una nueva relación de comercio con Europa. Esto permitiría que las tarifas que obtuvieran estuvieran más en la línea de las que había antes de comenzar toda la locura del Brexit. De no ocurrir, los británicos tendrán que afrontar el gasto de una cantidad superior a la habitual en reparaciones y seguro que no es algo que les haga precisamente felices.

En otro país esto quizá no sería tan drástico, pero hay que tener en cuenta que el 80% de las piezas que utilizan los talleres británicos para reparar coches proceden del extranjero. La mayor parte de ellas las suministran empresas de Europa, así que es necesario que se tome cartas en el asunto para que esto mejore. Tal y como apuntan los expertos del sector de las cuatro ruedas, si el gobierno quiere que esta industria sea autosuficiente aún tendrá que esperar mucho, dado que todavía está dando sus primeros pasos.

Vía: Business Insider

Foto: JamesDeMers

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...