El ‘Brexit’ haría peligrar la ‘relación especial’ entre Reino Unido y Estados Unidos

Barack Obama pide a los británicos que voten en contra de salida de la UE y alerta de que esta complicaría los futuros acuerdos entre ambos países.

brexit

La historia tiene caprichos que muchas veces desconciertan a los investigadores. Si en 1776 y 1812 se iniciaron dos guerras entre Estados Unidos y Reino Unido, no mucho después ambas naciones presumían de tener una ‘relación especial’. Efectivamente, Norteamérica y el archipiélago británico reconstruyeron gran parte de los vínculos culturales, emocionales y, cómo no, económicos, para contar hoy con una sólida alianza. Un estatus muy particular y que el presidente Barack Obama ha esgrimido para convertirse en una de las voces más potentes en contra del ‘Brexit‘.

En una esperada rueda de prensa con motivo del que presumiblemente ha sido el último viaje oficial de Obama a Londres, el presidente norteamericano recordó la vigencia de esa ‘relación especial’ pero descartó una buena predisposición para negociar nuevos acuerdos si Reino Unido abandona la Unión Europea (UE). El líder estadounidense sale así al paso de las soflamas de los partidarios del ‘Brexit’, que han asegurado en varias ocasiones que el país siempre podría contar con la ayuda de Norteamérica y que esta compensaría los trastornos de salir de la UE.

‘No quiero que el Reino Unido se ponga al final de la cola’, una declaración que no deja lugar a equívocos y que el propio Obama se encargó de repetir en distintos momentos de su intervención. No fue algo casual, obviamente. El primer ministro británico David Cameron se pronunció en términos muy similares para rechazar la idea del ‘Brexit’ (como si no hubiera sido él el artífice del referéndum). Aquella promesa electoral pudo amarrar la mayoría absoluta conservadora de hace un año pero hoy causa verdadero pánico.

Que un dignatario mundial de la talla de Obama se haya pronunciado con tanta contundencia en favor de la continuidad de Reino Unido en la UE no ha sido bien recibido por todos los británicos. De acuerdo con una encuesta inmediatamente realizada por YouGov, casi la mitad de los consultados se mostraban descontentos con el hecho de que un líder extranjero les dijera lo que deben hacer. Una prueba más del componente emocional de la votación.

Vía: El Mundo.

Foto: Brexit vía Shutterstock

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...