El BCE y el Eurogrupo piden más rapidez a Atenas

El Gobierno de Tsipras recibe dos nuevos toques de atención al prohibirse más colocaciones de deuda a corto plazo y rechazarse la devolución de fondos no utilizados.

tsipras

La estrategia de Alexis Tsipras y Yanis Varoufakis de dilatar al máximo los procesos de negociación y presentación de compromisos parece llamada a terminar muy pronto. Dos de las principales instituciones de la zona euro, el Banco Central Europeo (BCE) y el Eurogrupo, se han cansado de esperar nuevas noticias por parte del Gobierno heleno y han dado ciertos pasos para presionar al Ejecutivo de Syriza y sus socios nacionalistas. La semana pasada, el BCE ahondó en los problemas de liquidez del país.

El organismo presidido por Mario Draghi pidió a los bancos griegos que dejaran de comprar bonos del Estado, en tanto que las directrices comunitarias dejan claro que no deben adquirirse títulos de deuda que se sitúen en niveles tan especulativos como los de Grecia. Recordemos que este mismo argumento ya fue utilizado para dejar al país del Egeo fuera del esperado QE. De hacer caso a la máxima autoridad bancaria de la Eurozona, las entidades helenas podrían dar un golpe definitivo a las finanzas nacionales, completamente atenazadas por las fuertes deudas.

Cabe destacar que en las últimas semanas el Gobierno de Tsipras había abusado del mecanismo de colocar muchos bonos a corto plazo, pagando intereses más reducidos que por la deuda a largo plazo y resolviendo momentáneamente situaciones de iliquidez. Draghi aprecia que este comportamiento era poco menos que un engaño a los mercados y al conjunto de Europa al actuar como respiración asistida del Estado, cuya lista definitiva de reformas todavía debe completarse. Además, el límite de deuda que puede colocarse por esta vía son 15 000 millones de euros.

En idéntica línea se mueve el Eurogrupo, que rechazó devolver a Atenas los 10 900 millones de euros del último tramo de ayudas aprobado y que no se utilizaron. Al vencer el plazo de uso, el Gobierno remitió el sobrante a Bruselas para poco después pedir su devolución. El Eurogrupo entiende que el Ejecutivo griego debe alcanzar un nuevo acuerdo definitivo antes de volver a recibir dinero del fondo de rescate. Así, Atenas juega a contrarreloj.

Vía: ABC

Foto: matthew_tsimitak

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...