El Banco Mundial arremete contra la inestabilidad de la eurozona

La economía mundial parece poco a poco ir restableciendo algunos de los mecanismos perdidos que han llevado a la crisis. En 2011 se prevé un crecimiento global del PIB del 3,3 por ciento y en 2010 del 3,6 gracias a las medidas tomadas y a la reactivación del mercado, principalmente en los países occidentales.

Preocupación por la eurozona

Sin embargo, el Banco Mundial afirma en su último informe que observa con mucho temor la situación delicada de la eurozona y ha advertido que, según como evolucione la situación del euro, puede amenazar al conjunto de la economía mundial. La deuda creciente de algunos países europeos como Irlanda y Grecia, ya rescatadas, o España y Portugal, en el punto de mira ante una posible necesidad de inyección económica, es la principal preocupación del Banco Mundial para el futuro económico a corto o medio plazo.

La incertidumbre que ya se generó en 2010 ante la situación de la eurozona puede provocar que, si se mantiene, los inversores vean con escepticismo los mercados financieros europeos y no amplíen sus relaciones comerciales con los países europeos.

Ni siquiera el crecimiento de la economía más potente del mundo, Estados Unidos, que doblará la europea este año, o de otras como las de China o Japón, permitirá reavivar la crisis en 2011 si Europa no sigue el mismo compás. El Banco Mundial, ante esta situación, se refiere al 2011 como un posible año de transición después de la reacción de la economía a finales de 2010. Al problema europeo se unen algunas economías del continente asiático, que se mantienen en una posición de duda y también afectarían al devenir mundial.

Informe del Banco Mundial

Foto: fdecomite en Flickr

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...