EEUU: entre la recuperación y la incertidumbre

Los últimos datos macroeconómicos confirman la mejoría norteamericana en 2013 pero dejan muchos interrogantes, principalmente en el mercado laboral.

obama

A ojos de cualquier país de la zona euro, la situación de los Estados Unidos es cuanto menos privilegiada. Una tasa de paro notablemente inferior a la media del Viejo Continente y unas perspectivas de crecimiento diametralmente opuestas invitan desde luego a quitarse el sombrero. Sin embargo, el gigante norteamericano esconde no pocas sombras que deben despejarse en el corto y medio plazo si no quiere volver a desatar una oleada de incertidumbre. En cualquier caso, la última hornada de cifras macroeconómicas da un respiro a Obama.

Tras el trauma de la posible quiebra histórica de la Administración estadounidense, la economía norteamericana ha sorprendido al mundo con un espectacular dato de crecimiento en el tercer trimestre. Concretamente, el PIB de los Estados Unidos habría repuntado un considerable 2,8%, superando el 2,5% registrado en el trimestre anterior y batiendo las previsiones más optimistas. El cierre parcial de la Administración no habría conseguido por tanto poner freno a la mejora de los principales indicadores de Norteamérica, en constante progresión desde comienzos de 2012.

El otro gran balón de oxígeno para Barack Obama se encuentra en el mercado laboral. No obstante, aquí los datos son menos eufóricos. Si bien la economía estadounidense ha conseguido ocupar a 204.000 personas más durante el mes de octubre, la tasa de paro ha repuntado una décima y se sitúa en el 7,3%. El bono a diez años en cambio se ha deteriorado notablemente tras las amenazas de colapsar la Administración y se anota un incremento del 1,13% en lo que llevamos de año (el viernes cerró en el 2,75%).

Como principal asignatura pendiente, los Estados Unidos todavía tienen un largo camino por recorrer antes de recuperar los 8,8 millones de puestos de trabajos perdidos entre 2008 y 2009. Según algunos economistas de la Reserva Federal, el crac de 2008 y la Gran Recesión habrían limitado «para siempre» el potencial de crecimiento del PIB. Con todo, hay quien ve en estos mensajes un argumento para mantener indefinidamente la política de estímulos de la Fed.

Fuente: elEconomista

Foto: sskennel

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...