Desigual crecimiento de las grandes economías europeas en el segundo trimestre

Alemania eleva su crecimiento interanual hasta el 1,6% por las exportaciones mientras Francia se queda en el 0,8% tras estancarse entre abril y junio.

bolsa

Europa sigue avanzando no a una sino a muchas velocidades. Con el último (por ahora) episodio de la crisis griega ocupando todavía parte de la actualidad informativa, los últimos datos sobre el crecimiento de la zona euro confirman las desigualdades entre los socios de la moneda única. En las últimas semanas hemos conocido los datos oficiales correspondientes a la variación de las economías alemana y francesa en el segundo trimestre del año. Como principal lectura, Alemania avanza ligeramente mientras Francia se frena una vez más.

En el caso alemán, la primera economía europea habría avanzado un 0,4% entre abril y junio del presente año. Esta dato supone un pequeño avance del 0,1% respecto a la tasa registrada en el primer trimestre, lo que eleva el crecimiento interanual hasta el 1,6% (en el primer trimestre fue del 1,2%). Nos encontramos ante un crecimiento que podría calificarse de discreto o poco significativo. Alemania no consigue que su economía gane velocidad significativamente pero se mantiene en cotas positivas y no parece acusar ningún foco de inestabilidad.

Por el contrario, Francia arrancó el año con un notable avance del 0,7% en el primer trimestre pero se ha mantenido sin cambios en el segundo. De este modo, la economía francesa vuelve a protagonizar un comportamiento que ya ha repetido varias veces durante la crisis: cuando parece que la recuperación se afianza llega un trimestre de retroceso o estancamiento. El crecimiento interanual francés se queda en el 0,8%, la mitad que el alemán y algo por debajo del 1% previsto por el Gobierno galo para 2015.

Sobre los factores específicos que han propiciado estos datos cabe destacar que Alemania ha visto cómo las exportaciones mejoraban pero se reducía en cambio la inversión en sectores como el de la construcción (el balance, en cualquier caso, arroja un saldo positivo). Francia ha acusado el enfriamiento de su demanda interna, que solo avanza un 0,1%, y la consiguiente reducción de la producción global en otra décima. Eso sí, la balanza comercial mejora ligeramente.

Vía: Libre Mercado.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...