Demasiado presuponer

El Gobierno confía en que la recuperación económica se intensifique en 2014 y presenta unos presupuestos excesivamente optimistas con la deuda en máximos históricos.

rajoy

Tras la presentación el pasado 30 de septiembre de los Presupuestos Generales del Estado (PGE) para 2014, un análisis pausado de los mismos nos hace extraer varias conclusiones sobre los planes del Ejecutivo de cara al futuro. De entrada, el notable incremento del gasto respecto a 2013 obliga a pensar que el Gobierno espera que la recuperación económica no sufra ningún bache a lo largo del próximo año. Una esperanza esta que no casa demasiado bien con la experiencia, máxime con la incertidumbre internacional actual.

Tal y como tuvimos ocasión de señalar en empresayeconomia.es, el Gobierno debería de haber optado por reformar la gestión del dinero público y no por aumentarlo en base a intuiciones. Cierto es que los parámetros macroeconómicos de España son mucho mejores que hace un año, pero ello no puede servir como pretexto para disparar el gasto público con la deuda cercana al 95% del PIB. Al Ejecutivo presidido por Mariano Rajoy no parece preocuparle excesivamente el elevado endeudamiento del Estado, lo que podría tener consecuencias funestas en los próximos años.

Una deuda particularmente alta puede actuar como rémora para el crecimiento, razón más que de peso para que el Gobierno estudie fórmulas para reducirla y deje la expansión presupuestaria para más adelante. No hay que olvidar que el cumplimiento del objetivo de déficit en 2013 sigue en el aire y que España está obligada a cuadrar sus cuentas si no quiere volver a ser el blanco perfecto para los mercados. El abultado crecimiento de varias partidas presupuestarias no es desde luego la mejor forma de lograr este cometido.

Observamos entre otros titulares que las asociaciones deportivas recibirán un 34% más respecto a 2013, que las artes escénicas verán aumentar sus ingresos públicos en un espectacular (e incomprensible) 57,4% o que el gasto de los partidos políticos se disparará un 53% a costa del contribuyente. Tras el tibio ajuste del año pasado, sindicatos y patronales seguirán cargando sobre las espaldas de los españoles el peso de sus obsoletas funciones. Unos presupuestos en definitiva bastante mejorables.

Foto: European People’s Party

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...