De Guindos anuncia duras restricciones a la venta de preferentes

El Gobierno aprobará un real decreto que fijará condiciones difíciles a la venta de precedentes a particulares. Ahora, los bancos tendrán la obligación de informar al ahorrador de que se trata de productos complejos y, además, se pedirá una inversión que supere los 100.000 euros.

El próximo viernes el Gobierno de Rajoy aprobará un real decreto que fijará condiciones difíciles a la venta de preferentes a particulares. Ahora, los bancos tendrán la obligación de informar al ahorrador con pelos y señales de que se trata de productos complejos y, además, se pedirá una inversión que supere los 100.000 euros.

El objetivo es evitar lo que ha pasado en los últimos años, ha dicho el ministro de Economía, Luis de Guindos, en una entrevista concedida a EFE, el cual ha señalado que la banca ha vendido dichas preferentes, perpetuas y ligadas a beneficios, como si fueran depósitos.

En palabras del propio ministro: «Con todo este tipo de exigencias para la comercialización de estos productos complejos, que en muchas ocasiones son para inversores sofisticados, no son para colocar en las redes bancarias. Se está dando un paso muy importante a la hora de introducir mayor transparencia«.

Más de un millón de personas son las que se han visto afectadas por dicho cambio y han criticado la reforma porque piensan que el problema no es la normativa sino que existe una falta de supervisión a las entidades financieras. La gran mayoría de las entidades están canjeando ahora estas preferentes por acciones u otros productos. No obstante, el Gobierno está negociando con la Comisión el caso de las que han obtenido el visto bueno de Bruselas para recibir ayudas públicas.

«Lógicamente, los nuevos productos que se van a ofrecer van a tener una cierta liquidez que no tenían las preferentes, pero también tienen que tener unas condiciones de tipo de interés más reducidos que, de alguna forma, compensen de algún modo, esas desventajas que tenían las participaciones preferentes», ha mantenido Luis de Guindos.

Se trata de un real decreto que también engloba la reforma del Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB) y la creación del ‘banco malo’, una entidad que cuenta con respaldo público que reunirá los activos inmobiliarios de los bancos que hayan sido intervenidos. El ministro de Economía confía en que en diez años, dichos activos recuperen su valor total.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...