¿Cómo ahorrar?

Ahorrar dinero no es tarea fácil, pero tampoco imposible. Hay ciertos items a tener en cuenta que ayudarán a cualquiera para poder controlar sus ingresos y guardar parte de ellos.

Siempre que se piensa en ahorrar dinero es porque sabemos que en algún momento lo vamos a utilizar para algo, ya sean unas vacaciones, la compra de una casa o un auto, o porque no, para hacer una inversión.

Ahorrar es difícil pero no imposible

Lo importante para empezar a ahorrar es saber para qué lo queremos hacer. Una vez que se tiene en claro el motivo, hay que realizar algunos cambios en la rutina para lograr el éxito en el proyecto.

Una vez que se toma la decisión de ahorrar parte de los ingresos, el paso siguiente es analizar en qué se gasta, ya que tener efectivo trae como consecuencia gastar de más.

Por lo tanto hay que controlar los gastos, pero ¿cómo? Se puede hacer un presupuesto de gastos e ingresos; llevar un registro de los gastos, ya sea en una agenda, un cuaderno o en una hoja de cálculo.


De esta forma se podrá controlar exactamente en qué se gasta. Siempre hay un desperdicio de los ingresos, ya que al no estar controlados, no se analiza antes de gastarlo si es o no necesario.

Por ejemplo, desde pequeños gastos durante el día como un café, un dulce, o hasta las compras en el supermercado sin una lista guía, que lleva a comprar cosas innecesarias.

Por lo que hay que cambiar ciertos hábitos, hay que dejar de hacer compras por las dudas, hacer una lista previa de las cosas que necesitamos realmente para ir al mercado, no comprar en mayores cantidades de la necesaria.

Además de las compras, siempre hay que tener un control sobre los otros gastos que se generan en un hogar. Desde los gastos que producen los servicios públicos hasta los que genera tener un automóvil.

Para los gastos del vehículo, se pueden aplicar diferentes métodos para ahorrar en combustible, así como también conocer el mercado en seguros para poder contratar uno que realmente cubra sus necesidades sin tener que gastar tanto dinero.

Cuando se presente una ocasión en la que tenga un nuevo ingreso, además del de su salario, ya sea por una herencia o un trabajo extra, ese monto tiene que ir directo a los ahorros.

Una buena técnica es ponerse metas cortas e ir aumentando la apuesta. Comience con un ahorro mínimo del 15% de sus ingresos; y luego empiece gradualmente, cada tres meses, a subir ese porcentaje, primero un 5%, 10%; 15% y hasta lo que pueda.

Foto: Isacar Marín en Flickr
Fuente: gestiopolis.com

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...