Claves sobre el descenso del paro en España

El mes de junio es un mes en que tradicionalmente se genera empleo. El de este año, el mejor de los últimos 16 años, ha presentado unos datos importantes, sobre todo, de cara a la galería. Sin embargo, al analizarlos, podemos observar que la creación de puestos de trabajo ha pasado por no crearlos en los meses anteriores (abril y mayo han sido desastrosos), por no diversificar el mercado laboral (el turismo ha sido el principal beneficiado) y por generar un tipo de puesto fácil de destruir (generalmente, dedicado a la época de verano y condicionado por la facilidad para el despido).

Hemos empezado la semana con buenas noticias. ¿La Eurocopa? Que sí, que sí, que hemos sido la primera selección nacional de fútbol en conseguir el triplete (Eurocopa-Mundial-Eurocopa), pero no es eso a lo que me refiero. ¡El paro ha bajado! Parece increíble que en mitad de una recesión económica tan grave como la que sufrimos el desempleo haya descendido de la manera en que lo ha hecho. Y es que el número de afiliados a la Seguridad Social ha vuelto a superar los 17 millones, algo que no sucedía desde hace tiempo. Sin embargo, tampoco podemos echar las campanas al vuelo. Es cierto que hacía 16 años que no se creaba tanto empleo en el mes de junio, aún así, hemos de ser prudentes a la hora de analizar esta caída del paro.

La cúpula del Partido Popular, al completo

Mientras la ministra de Empleo, Fátima Báñez, no cesa de echarse flores por lo positivo de los datos, muchos analistas critican este desaforado entusiasmo. Para empezar, en primer lugar, hay que tener en cuenta que la creación de empleo (cerca de los 100.000 en un solo mes, concretamente, se han creado 98.853 puestos de trabajo) se produce en uno de los meses en que tradicionalmente se genera más trabajo: junio, a comienzos del periodo estival. En segundo lugar, debemos recordar que en los meses anteriores (sobre todo, abril y mayo) el mercado laboral estuvo más estancado que nunca. A pesar de ser una temporada tradicionalmente buena para el empleo también, se marcaron registros históricamente negativos. Es por eso que la gran cantidad de puestos de trabajo generados ahora haya sido motivada por un retraso en la contratación de personal. Es decir, los empresarios han preferido aguardar a que pase el mal tiempo económico y esperar a que llegara el verano, cuando se reactiva la economía gracias al turismo, para contratar empleados.

Por último, en tercer lugar, hemos de considerar que estas cifras no son precisamente buenas para el futuro económico y laboral del país, ya que la mayoría de los empleos ofrecidos tenían vinculación con el turismo. Por lo tanto, el país sigue sin abrir puertas para una diversificación económica que nos saque del hoyo. Esto es, el empleo creado es empleo que más tarde o temprano se destruirá. Las facilidades para el despido, gracias a la última reforma laboral, así lo posibilita. Si el modelo de crecimiento del Partido Popular pasa, como así parece, por el empleo temporal, vamos mal.

Foto: popularesvalencianos

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...