China sorprende en el segundo trimestre a costa de una mayor dependencia pública

La economía china creció un 6,7% entre abril y junio, la misma cifra que el trimestre anterior, tras un repunte notable del gasto público.

China investment

En muchos sentidos, 2016 arrancó exactamente igual que como terminó 2015, con una generalizada inquietud por la evolución de la economía china. La desaceleración económica del gigante asiático no se ha detenido desde 2010 (cuando creció un 12%) y el crac bursátil de agosto del año pasado parecía confirmar los peores temores. La sangre no llegó al río y las medidas de choque del Gobierno de China parecen haber funcionado algo mejor de lo esperado. Al menos, la economía china no empeoró en el segundo trimestre.

Entre abril y junio de 2016, China creció a un ritmo interanual del 6,7%, el mismo dato registrado en el trimestre anterior. Es más, en términos intertrimestrales, la segunda economía mundial creció un 1,8% (1,2% en el primer trimestre). De este modo, Pequín ha conseguido estabilizar la economía justo cuando se daba por sentado que habría aterrizaje forzoso. Por supuesto, esta posibilidad no está en absoluto descartada y si China ha podido frenar su caída se ha debido a un esfuerzo hercúleo por parte de su banco central.

La lectura más importante de estas cifras es que, salvo que concurrieran episodios tan críticos como los desplomes bursátiles del verano pasado, China no tendrá problemas en cerrar este ejercicio dentro de las previsiones del Gobierno. La reducción del ritmo de crecimiento en 2016 podría ser la menor desde 2013 y ello es, sin duda, una magnífica noticia para la economía global. Ahora bien, la letra pequeña de los datos arroja ciertas sombras que es necesario tener presentes para evaluar la situación del país.

El Gobierno ha hecho el resto para sostener el crecimiento y la inversión pública (o el gasto público, si se prefiere) aumentó un espectacular 19,9% en junio. Si tenemos en cuenta que en mayo ya había crecido un 17,6%, da la sensación de que Pequín no repara en medios para mantener una reluciente tasa de crecimiento. Está por ver hasta cuándo podrá sostenerse una ecuación en la que el Gobierno tiene que gastar cada vez más para que la economía simplemente se estabilice.

Vía: Economía Digital.

Foto: © baurka

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...