Barcelona suspende la tramitación de nuevas licencias turísticas en plena temporada estival

El Ayuntamiento presidido por Ada Colau anuncia que se paraliza la concesión de nuevas licencias para hoteles, apartamentos turísticos y cualquier otro tipo de alojamiento.

hotel

En los últimos años, el barrio de la Barceloneta de Barcelona ha sufrido numerosos episodios lamentables protagonizados por jóvenes ebrios (y no tan jóvenes). A juicio de los indignados vecinos, el eje de todos los problemas era el arrendamiento de pisos particulares como inmuebles turísticos, asegurando que estos no cumplían normativa alguna. Lo cierto es que la mayoría de pisos de estas características sí que disponen de licencia y los casos de ‘piratas’ constituyen una molesta minoría. La última decisión del Ayuntamiento no ha hecho tal distinción.

La flamante nueva alcaldesa de la capital catalana, la ex activista antidesahucios Ada Colau, ha impulsado la suspensión de la concesión de nuevas licencias turísticas durante, al menos, un año. Esta medida afecta de lleno a todos los proyectos hoteleros y turísticos que planeaban realizarse en la ciudad condal en los próximos meses, así como paralizar la emisión de licencias para inmuebles que ya la hubieran solicitado (ahora mismo existen unas treinta peticiones tramitadas que ya no se responderán hasta el año que viene). Todo ello en plena campaña veraniega.

Entre los principales afectados destacan no solo los hoteles sino también los citados apartamentos turísticos (verdaderos destinatarios de la suspensión), pensiones, hostales e, incluso, residencias de estudiantes. Ante lo drástico y sorprendente de la medida, el consistorio se ha escudado en que ya trabaja en la creación de un Plan Especial de Regulación del Sector. Desde luego, las etiquetas ‘especial’ y ‘regulación’ no transmiten demasiada confianza a las decenas de miles de personas que viven directamente de la actividad turística en Barcelona.

Hay que tener presente que el turismo aporta el 14% del PIB de la ciudad catalana, por lo que cualquier iniciativa legislativa encaminada a encorsetar la actividad económica en este ámbito suscita bastante inquietud. Fuentes consistoriales insisten en que el objetivo tanto de la suspensión como del nuevo plan es garantizar que la ciudad reciba un turismo de calidad y responsable. Por otro lado, el Ayuntamiento también señala que escuchará a todos los colectivos implicados de cara a su aprobación.

Vía: Libre Mercado.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...