Audi, BMW y Mercedes sostienen sus ventas gracias a los vehículos de empresa

Las empresas alemanas han ganado cuota de mercado en la compra de coches BMW, Mercedes y Audi

BMW

Las tres marcas han batido récord de pedidos

En tiempos de crisis, lo primero de lo que prescindimos los consumidores es de los caprichos y de aquellos productos cuyo precio supone un esfuerzo demasiado grande para nuestro bolsillo. Afortunadamente, la mayoría hemos aprendido que es mejor no endeudarnos que vivir por encima de nuestras posibilidades.

Uno de los casos más comunes se da en el sector automovilístico, duramente castigado en Europa, aunque es en España donde este 2012 ha sufrido su peor nivel de ventas desde 1989. Pese a ello, las firmas premium alemanas Audi, BMW y Mercedes-Benz están logrando sobrevivir gracias a la creciente demanda de empresas para proporcionar coches a sus empleados.

Y es que los resultados de estas tres marcas, teniendo en cuenta la tesitura general del mercado, son espectaculares. Sin ir más lejos, han conseguido un nuevo récord de entregas globales durante 2012. Una de las compañías responsables de ello ha sido la Deutsche Telekom, la mayor empresa telefónica alemana, que cuenta con una flota de cerca de 38.000 vehículos, lo que equivale a más de uno por cada dos de sus empleados.

Tal y como muestran las cifras, la cuota de mercado de las empresas aumentó hasta situarse en un 32% durante 2011, frente al 27% de 2010. Por el contrario, la demanda automovilística por parte de particulares cayó en todo el continente, incluyendo Alemania, el mayor mercado de la región, con caídas de cerca del 2% en el último año.

Pero aún hay más. Si también tenemos en cuenta al sector de las alquiladoras dentro del recuento automovilístico,  la cuota de mercado se eleva hasta el 64%, ya que muchas tanto Audi, como BMW y Mercedes renuevan sus respectivas flotas con una frecuencia media de entre cada dos y cada cuatro años. Además, los datos demuestran también que un 86% de las entregas de coches corporativos se llevan a cabo con marcas alemanas.

Con todas estas cifras sobre la mesa, no es erróneo asegurar que los coches de empresa son actualmente el sector más estable dentro del mercado alemán. Para que esto pueda ser posible influyen las deducciones fiscales de las que se benefician los empleados de compañías que ofrecen automóviles corporativos.  Ya que, a merced de una ley en vigor desde 1996, los trabajadores están obligados a pagar impuestos por tan solo el 1% del precio base del coche por mes, lo que, indudablemente, les resulta mucho más económico aceptar el coche de la empresa que adquirir uno por su cuenta.

Foto: 55391407@N03

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...