Argentina suspende pagos por octava vez en su historia

El Estado argentino se declara en suspensión de pagos atenazado por su obligación de pagar a todos los acreedores por igual y sin quitas.

cristina fernandez
Se daba por descontado desde hace semanas pero no por ello ha pasado desapercibida esta noticia. Argentina, uno de los países más prósperos a comienzos del s. XX, se ha declarado en suspensión de pagos tras no poder alcanzar un acuerdo con los fondos ‘buitre’. Inevitablemente, el fantasma del ‘corralito’ que siguió a la última bancarrota argentina, acaecida hace apenas trece años, vuelve a sobrevolar la maltrecha economía sudamericana. Un episodio que constata la sucesión de errores desde que Cristina Fernández de Kirchner llegara al poder en 2007.

Sobre el papel, el monto al que el Gobierno argentino debía hacer frente para pagar a los fondos ‘buitre’ no parecía excesivamente abultado (unos 1.500 millones de dólares). Sin embargo, el problema viene dado por los ‘Rights Upon Future Offers’ (derechos sobre opciones futuras), que obligaría a Argentina a pagar el 100% de la deuda asumida por sus numerosos acreedores (más intereses de demora) si lo hace con los fondos en cuestión. Recordemos que en 2005 y 2010 los bonistas aceptaron quitas de hasta el 65% en sus cobros.

Al margen de los pormenores de esta situación, la pregunta es clara: ¿qué va a ocurrir en Argentina a partir de ahora? De entrada, el país va a notar evidentes problemas para conseguir financiación, lo que augura próximas devaluaciones de su moneda y una política monetaria expansiva. Esto se va a traducir en una inflación desbocada y en un encarecimiento relativo de los productos de importación (por la pérdida de valor de la divisa argentina). Paralelamente, los poseedores de depósitos bancarios podrían sufrir quitas si el Estado precisara de liquidez.

Ante esta situación, es perfectamente lícito que los argentinos busquen posibles culpables a los males que se avecinan sobre el país. Desde luego, los causantes de sus desgracias no son en absoluto los fondos ‘buitre’, quienes simplemente adquirieron bonos del Estado cuando nadie más quería hacerlo (evitando así que la bancarrota se produjese con anterioridad). En consecuencia, el Ejecutivo de Fernández de Kirchner se presenta como responsable directo de una situación trágicamente familiar para Argentina.

Vía: ABC

Foto: Ministerio de la Cultura de la Nación

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...