Argentina, en desacato por incumplir sus obligaciones de pago

Los tribunales constatan que Argentina no tiene intención de cumplir las sentencias. El país sudamericano se aboca a un negro panorama judicial y económico.

argentina

A finales de julio, la Justicia estadounidense desestimaba todas las alegaciones del Gobierno argentino y le obligaba a abonar el 100% de las cantidades adeudadas a los bonistas que no aceptaron quitas en 2005 y 2010. Como si la sentencia del juez Griesa fuera una simple sugerencia, el Ejecutivo presidido por Cristina Fernández de Kirchner se negó a declararse en suspensión de pagos pero también a hacer frente a sus obligaciones de pago. Dos meses después, el Estado argentino está oficialmente en desacato.

La decisión judicial abre un nuevo frente de conflictos para un gobierno que se presenta claramente superado por los acontecimientos. El pulso echado a los bonistas díscolos, aquellos que exigían ni más ni menos que se les pagara lo que se les debía, resultó un completo fracaso y en 2012 llegó la primera sentencia en contra. En aquella ocasión, los tribunales invitaban al Gobierno argentino a llegar a un acuerdo con estos inversores para poder pagar al resto de acreedores. Dos años después, el juzgado constataba que Argentina no tenía ninguna intención de obedecer.

En los próximos días o semanas es probable que se concreten medidas específicas contra el Estado argentino, que podrían incluir sanciones económicas. En este sentido, los bonistas afectados piden al juez que Argentina abone 50.000 dólares diarios en concepto de multa, posibilidad que Griesa deja para más adelante. Por supuesto, no cabe ninguna posibilidad de que el país sudamericano siga pagando al resto de bonistas, a quienes ha tratado de forma preferente debido a que aceptaron quitas de hasta el 65%.

Por todo lo anterior, la situación judicial de Argentina es extremadamente delicada. La seguridad jurídica del país se encuentra en estos momentos en una situación similar a la de 2001, circunstancia que desalienta por completo la inversión en el país y que causa una gran inquietud entre la población. No en vano, cada vez son más los argentinos que temen confiscaciones o graves devaluaciones si el Estado se quedara sin liquidez por no poder financiarse en los mercados. Argentina revive sus peores días.

Vía: Libre Mercado.

Foto:  Ministerio de Cultura de la Nación

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...