Argentina aprueba la expropiación del 51% de acciones de Repsol en la petrolera YPF

El Parlamento de Argentina ha aprobado esta madrugada el proyecto de ley gubernamental de expropiación del 51% de las acciones españolas de Repsol en la petrolera YPF y en YPF Gas. Con 207 votos a favor, 32 en contra y 6 abstenciones, la Cámara de los Diputados ha dado luz verde a esta polémica ley. Su aprobación se ha celebrado oficialmente por todo lo alto con cánticos y fuegos artificiales entre cientos de invitados de organizaciones afines y cientos de militantes. La nueva ley, que culmina el proceso iniciado el pasado 16 de abril por la presidenta Argentina, Cristina Fernández, declara de interés público nacional y como objetivo prioritario de esta medida el logro del autoabastecimiento de hidrocarburos.

Hasta ahora, la petrolera YPF estaba participada mayoritariamente por Repsol (57,43% de acciones), seguida de Petersen (25,46), de las bolsas de Buenos Aires y Nueva York (17,09%) y finalmente por el Estado argentino (0,2%). Esa bajísima participación estatal se ha suplido con la expropiación a Repsol: el 51% de las acciones españolas ahora quedan en manos del Estado argentino (que a su vez se quedará el 51% de esas acciones) y de las provincias petroleras (que se repartirán el otro 49%).

Esta medida se ha efectuado en un momento complicado para el panorama energético de Argentina, que sufre desde hace tiempo bajadas en la producción y reservas de crudo, y frente a ello un aumento de la demanda y de los costes de importación de combustibles. Según datos oficiales, el año pasado, la producción de petróleo en Argentina registró una caída del 6%, mientras que la de gas natural bajó un 3,36%. Sin embargo, Argentina tiene ahora su oportunidad de probar suerte en Vaca Muerta, un gigante yacimiento de hidrocarburos no convencionales descubierto por YPF que convierte al país latinoamericano como el tercer poseedor de recursos no convencionales, después de Estados Unidos y China. Este yacimiento atraerá inversiones millonarias para su desarrollo y, ahora que el Gobierno se ha hecho con las acciones españolas de YPF, ya ha comenzado a establecer contactos con decenas de empresas interesadas del sector.

La expropiación dicha ha convertido a YPF en una empresa de capital mixto público-privado y ha abierto paso a Pan American Energy (PAE), que se convierte ahora en la mayor petrolera privada de Argentina con la participación accionarial de British Petroleum y Bridas. PAE es la segunda mayor productora del país, por detrás de YPF, con cerca del 20% de la extracción de crudo de Argentina.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...