Amazon retira los botones Dash de forma oficial

Amazon quiere que hagamos las compras online con Alexa y no con el uso de los botones Dash.

Amazon Dash

Hasta una entidad tan exitosa como Amazon tiene ideas que no llegan a buen puerto. Así lo demuestra la última noticia procedente de las oficinas de la tienda online, que informa acerca de la eliminación de los botones Dash de sus productos disponibles. En algunos países ya habían sido prohibidos debido a que las autoridades habían decretado que su presencia por distintas partes del hogar fomentaba entre los clientes las compras compulsivas. Y para Amazon, en declaraciones oficiales, parece que ya no suponían tanto atractivo como antaño, buscando ahora técnicas de venta más tecnológicas.

Han pasado alrededor de 5 años desde que los botones Dash llegaran a los hogares de los clientes de Amazon. Tenían sentido y funcionaban bien, pero al mismo tiempo resultaban demasiado absurdos y su función más parecía propia de la América de los 70 que de tiempos actuales.

Estos botones representaban productos específicos de consumo diario, llevando a que los pegáramos en lugares cercanos a donde hacíamos uso del producto en cuestión. Por ejemplo, podíamos tener un botón Dash cerca de la cafetera y pulsarlo en el momento en el cual nos estuviéramos quedando sin café. Lo que hacía el botón era generar por Wi-Fi un pedido automático del producto que ya habíamos preconfigurado para así tenerlo siempre disponible. Luego llegaba a casa con gastos de envío gratis y no teníamos que preocuparnos de nada.

Los botones estaban realizados en colaboración con las grandes marcas, lo que le proporcionaba a Amazon una buena forma de fidelizar a sus proveedores y de forjar alianzas. Había botones de todo tipo de cosas, desde jabón para la lavadora hasta maquinillas de afeitar, refrescos o cualquier otro artículo que podamos plantearnos consumir de una manera frecuente. El problema en algunos países es que había usuarios que pulsaban el botón demasiado de una manera compulsiva y en otros hogares se provocaban confusiones importantes cuando un miembro de la familia lo pulsaba después de que otro ya lo hubiera hecho al ver que ya se estaban quedando sin unidades del producto en cuestión.

Amazon ha tranquilizado a los usuarios que siguen usando estos botones y les ha dicho que los que ya están distribuidos van a seguir funcionando sin ningún tipo de obstáculo. Pero no se diseñarán nuevos botones ni habrá soporte futuro para este tipo de tecnología que, a grandes rasgos, queda anclada en el pasado como una buena idea, pero que no resultaba demasiado avanzada.

sistema intelegente de Amazon

En parte, Amazon puede haber tomado la decisión de eliminar los botones Dash porque como ellos mismos afirman, su objetivo con la creación de un hábito de compra es otro. Lo que están buscando es que los usuarios no toquen un botón, sino que trabajen codo con codo con el asistente Alexa para que sea este el que se ocupe de hacer todos los pedidos. En base la esencia y la filosofía de lo que se le está proporcionando al cliente es exactamente la misma, aunque la ausencia de un botón físico que tocar seguro que evita ciertos incidentes compulsivos.

A partir de ahora los usuarios pueden hablar con el asistente de los dispositivos de Amazon y decirle que necesita comprar cualquier artículo, ocupándose Alexa de realizar el pedido correspondiente utilizando la cuenta de cliente del usuario y cargándolo a su cuenta de forma automática. Este concepto es más propio de la ciencia ficción y encaja con lo que podíamos imaginar que nos traería el futuro. Al fin y al cabo, lo hemos visto en muchas películas y series de televisión, con esos icónicos momentos en los que los personajes de las mismas hablan con su asistente del hogar para decirle cosas como “compra papel higiénico”.

Suponemos que el futuro de todo esto es más dinámico y avanzado, porque en algún lugar de las oficinas de Amazon se sigue trabajando en el establecimiento de drones repartidores. En un futuro esperemos que no muy lejano todo será tan fluido que le diremos a Alexa “compra papel higiénico” y en el margen de unos 10 o 15 minutos veremos cómo un dron llega volando hacia nuestra ventana con la intención de entregarnos ese producto que se nos había agotado en casa. En el momento en el que se implementen estos drones Amazon podrá afinar el rango de productos de reparto inmediato sin preocuparse de si los repartos alcanzan ciertos volúmenes de compra, dado que los gastos que estarán implícitos en esos repartos serán muy inferiores a los actuales.

Todo esto forma parte del futuro de Amazon, así que en cierto modo es una buena noticia ver que los botones Dash, que nunca nos llegaron a convencer de una manera global, terminen desapareciendo. Así Amazon se puede concentrar en fomentar tecnología más avanzada y en redefinir de una vez por todas la experiencia de compra online de la que hacen uso sus millones de clientes en todo el mundo.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...