Ahorro e inversión

Para lograr que la economía española. se reactive, es de suma importancia la inversión de los ahorros, tanto el que tienen las familias como las empresas.

Hasta no hace mucho, las familias españolas contaban con un valor neto de los activos financieros que superaba ampliamente al actual, ya que anteriormente éstas participaban en empresas o fondos de inversión, pero con la crisis todo cambió.

Es de suma importancia la inversión de los ahorros

Aunque la crisis económica trajo consecuencias económicas, financieras, y laborales, se puede decir que modificó los hábitos de las familias. Sin embargo, pese a la leve mejora que se vive, el ciudadano está dispuesto a retomar viejas costumbres, ya que está más confiado.

Tal es así, que los resultados de los informes y estadísticas realizadas durante los últimos trimestres, muestran que los hogares han incrementado sus ahorros. Ya que le han dedicado más del 20% de su renta disponible.

Hay que destacar que para que la economía funcione, es de suma importancia el consumo y la inversión. Si bien, estos años de crisis han dejado un poco de lado estas funciones, es importante que la política económica colabore para que ésta situación se revierta.


Ahora bien. Para que una empresa decida invertir, se va a basar en las expectativas, y lo mismo sucede con las familias, quienes en función de la percepción del futuro, y lo aprendido por viejas experiencias pueden concluir en qué pasará para saber cómo actuar.

Sucede que la incertidumbre que se generó por la falta de trabajo y la crisis económica termina por modificar la visión de los ciudadanos, que tienen una percepción negativa y suspende las decisiones de medio y largo plazo, e incluso las inmediatas, por miedo a que los resultados no sean los esperados.

Si bien, no es posible determinar cuándo cambiará la tendencia del desempleo, y se recuperará dicha actividad, los agentes económicos están capacitados para saber cuándo se encuentran en peligro, y cuándo se está saliendo de una situación como ésta.

Hasta que los números no cambien, y la población no palpite estas mejoras, seguirá presente el negativismo, con una actividad pasiva y un ahorro acumulado que todavía no se puede transformar en consumo e inversión.

En el momento que esto suceda, la gran bolsa de ahorro acumulado, tanto por los hogares, como también por las empresas, será el aparato más productivo para lograr la movilización de la actividad económica y del empleo, y que de esta forma la economía española comience a producir nuevamente.

Foto: José Maese en Flickr

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...