Adif y Renfe impulsan dos procesos de ERE voluntarios y abiertos a toda la plantilla

El crítico estado económico de estos organismo urge a la ejecución de respectivos ERES a los que la plantilla podrá acogerse de forma voluntaria independientemente de la edad.

Renfe Adif

Los Expedientes de Regulación de Empleo (ERE) continúan sobrevolando los nombres de las principales enseñas nacionales. Un proceso al que se han sumado Renfe y Adif y que ya han comunicado a los representantes sindicales de ambas compañías. Ambas empresas plantean un ajuste de plantilla que sea lo menos “traumático” posible. De ahí la invitación a abrir conversaciones para que las salidas que se produzcan sean “voluntarias” y con carácter “universal”, con el objetivo de que cualquier empleado pueda acogerse a esta medida.

Las dos mercantiles, que trabajan bajo el paraguas del Ministerio de Fomento, cuentan en la actualidad con un equipo humano que asciende a los 27.000 trabajadores, de los que 13.600 se integran en Adif y los otros 13.400 pertenecen a la ferroviaria Renfe.

Las apreturas y los problemas económicos a los que hacen frente ambas enseñas han ido saliendo a la luz en los últimos años y han fraguado finalmente en esta comunicación oficial a los sindicatos y la necesidad urgente de ponerse manos a la obra para determinar las condiciones del ERE. Unas reuniones que arrancarán en breve para determinar cuántos trabajadores podrán acogerse a este proceso, de acuerdo a la realidad económica y a las futuras necesidades de mano de obra de las compañías.

Lo que sí ha quedado claro es que el proceso estará abierto a cualquier interesado en acogerse a esta salida pactada independientemente de la edad del trabajador ni de los años de pertenencia a la empresa. Una postura con la que Fomento y las compañías pretenden flexibilizar las salidas y minimizar el impacto de estas acciones de reajuste.

El paso dado por Renfe y Adif, dependientes de la cartera coordinada por la ministra, Ana Pastor, no es ninguna novedad, ya que en los últimos meses otras enseñas nacionales se han visto abocadas a poner en marcha procesos de Expediente de Regulación Empleo. Un grupo en el que figuran entidades como AENA, dependiente también del Estado. En el caso del gestor aeroportuario, el corsé aplicado para contener los desajustes en materia de personal salpicó a un total de 1.200 trabajadores de la compañía.

Fuente: El Mundo

Foto / Ricardo Ricote

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...