206.492 personas abandonaron España en el primer semestre de 2014

El INE constata un saldo migratorio negativo de 42.000 personas, por lo que España suma dos años con más emigrantes que inmigrantes y la tendencia se agudiza.

avion

A mediados de 2012, tanto el Instituto Nacional de Estadística (INE) como la agencia tributaria y el resto de organismo que operan con algún tipo de censo comenzaron a apreciar que aumentaba el flujo de emigrantes españoles. Hasta ese momento, la práctica totalidad de la emigración obedecía a ciudadanos de otras nacionalidades, o extranjeros nacionalizados recientemente, que regresaban a sus países de origen por el impacto de la crisis económica. Cumplido este proceso, ahora la mayoría de emigrantes son oriundos del país.

De acuerdo con los datos del INE, entre enero y junio del presente año abandonaron el país 206.492 personas, mientras que el número de inmigrantes ascendió a 156.066. De este modo, España presentó un saldo migratorio negativo de 42.685 personas, un dato que agudiza el declive demográfico del país, ya que el volumen de la emigración española repuntó un 15,5% en comparación con el último semestre de 2013. Analizando los datos en detalle, observamos que 27.026 emigrantes nacieron en España, lo que supone que seis de cada diez emigrantes han sido siempre españoles.

Entre los principales destinos de la emigración española destacan Reino Unido y Francia (Alemania se queda sorprendentemente rezagada en la lista). Aunque el informe no detalla el grado de preparación de los emigrantes, es de suponer que una parte importante de ellos cuanta con estudios superiores y que viaja a estos países con claras perspectivas de encontrar trabajos relacionados con su preparación. De confirmarse estas hipótesis, estaríamos ante un agravamiento de la situación de fuga de cerebros, triste fenómeno originado en la Gran Recesión.

Por todo lo anterior, la población total de España se reduce hasta los 46,46 millones de personas, un 0,28% menos que en la anterior hornada de estadísticas demográficas. En consecuencia, España acumula dos años perdiendo población y regresa a los mismos niveles que en 2009. Cabe añadir que la población extranjera también se reduce y lo hace con relativa fuerza, registrando un descenso neto de 138.556 personas y dejando el número total de extranjeros en suelo español en 4.667.059 personas.

Vía: elEconomista

Foto: skipp604

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...