2016 se confirma como el mejor año para el sector turístico español

España recibió más de 75 millones de turistas el año pasado, el mejor dato de la historia. No obstante, no se ha conseguido diversificar los destinos.

turismo

El sector turístico ha sido uno de los motores indiscutibles de la recuperación económica que ha experimentado nuestro país en los últimos años. Desde 2013, los datos que arrojan las distintas actividades relacionadas directamente con el turismo no han dejado de mejorar año tras año. En 2016, todas las marcas existentes fueron pulverizadas tras registrarse la histórica cifra de 75,3 millones de turistas, un avance del 9,9% respecto al ejercicio anterior. El dato, dicho así, sin más, ya es lo suficientemente positivo. Analicemos algunas implicaciones menos conocidas.

En primer lugar, España se esfuerza en vender una oferta turística que sobresale por su variedad y en la que tienen cabida desde las playas hasta el inmenso patrimonio cultural del interior. No obstante, los datos del Ministerio Energía, Turismo y Agenda Digital (que todavía son previsiones) indican que el número de turistas extranjeros ha descendido en cuatro autonomías: Aragón, Castilla La Mancha, Castilla y León y Extremadura. Este hecho constata que el viajero foráneo no ha sido todavía seducido para apostar por el turismo alternativo a los destinos costeros.

Segundo, el espectacular crecimiento experimentado por Canarias (12,7%) y Baleares (12%) reafirma precisamente la impresión anterior. Y es que, plazas que ya eran muy concurridas entre los extranjeros han aumentado su capacidad de atracción. Por consiguiente, recibimos más turistas pero estos siguen buscando lo mismo. La excepción a la regla la encontramos en Barcelona y Madrid, que sí han logrado convencer a los viajeros con opciones muy heterogéneas. Quizá esto nos indique que las regiones interiores presentan una carencia de visibilidad en la promoción turística española.

Tercero, las cifras del turismo extranjero son excepcionales pero el visitante español también se anima. No olvidemos que durante un tiempo los turistas foráneos aumentaban o se mantenían mientras que los nacionales menguaban por las dificultades económicas. Que los españoles se animen a viajar por el país es un síntoma claro de la mejoría iniciada en 2013. Por último, destacar una parte de los visitantes extranjeros habían apostado tradicionalmente por destinos hoy considerados inseguros. Ahora hay que fidelizarlos.

Vía: El Mundo.

Foto: © gustavofrazao

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...