Moneda virtual y patrón oro: ¿un nuevo paradigma monetario?

El nacimiento del Hayek Coin, una divisa digital vinculada al patrón oro, reabre el debate sobre el papel de bancos centrales e instituciones financieras internacionales.

bitcoin

Aunque la mayoría de la ciudadanía permanezca ajena a este debate (y también la mayoría de los economistas), una de las discusiones de mayor trascendencia que sostienen las diferentes escuelas de economistas es la de la posibilidad de reinstaurar el patrón oro en el circuito monetario internacional. Desde luego, se trata de un polémica plagada de tecnicismos y sesudas teorías que parece poco interesante para el lector habitual de prensa económica. Por si ya fuera bastante complicado vaticinar cómo quedaría la economía mundial con el regreso del patrón oro, ¿cómo respondería una divisa virtual asociada a este metal?

De manera comprensible, hablar de las monedas digitales es hacerlo de Bitcoin, una divisa creada para que los usuarios realicen operaciones de compraventa y transacciones financieras sin el amparo, ni los corsés, de ningún banco central. Se trata, lógicamente, de una moneda con una elevada volatilidad que se encuentra todavía en sus primeros compases de vida. Durante este tiempo, el Bitcoin ha sufrido momentos bastante críticos causados por el desplome de su valor en momentos puntuales, como ocurrió a comienzos de 2014. Para ganar en estabilidad, un grupo estadounidense ha optado por vincular su moneda digital al patrón oro.

Este es el proceso que ha conducido al nacimiento de Hayek Coin, la primera divisa intangible que está sustentada en reservas de oro físico. Esta moneda no puede devaluarse ni revalorizarse en mayor proporción de lo que lo haga el metal precioso, considerado una de las materias primas más estables del mercado. Por consiguiente, el valor de la moneda dependerá de la cotización del gramo de oro puro, siendo actualmente de 34,42 euros. El nombre de la divisa rinde homenaje a Friedrich Hayek, Premio Nobel de Economía y uno de los grandes referentes de la escuela de economistas austriacos.

El paso dado por los promotores de Hayek Coin puede tener unas repercusiones muy importantes a largo plazo. Aunque a día de hoy sea absolutamente impensable que una iniciativa de esta naturaleza pueda aglutinar en torno a sí a un gran número de usuarios, es muy bueno que se vaya abriendo y popularizando el debate sobre el papel de los bancos centrales y las características del patrón oro. En el caso de esta moneda, juega con el no pequeño aliciente de mejorar el aspecto más débil del Bitcoin, la estabilidad, aunque hay otros efectos positivos que pueden destacarse.

La posibilidad de que cada vez más usuarios se decanten por abandonar, total o parcialmente, el circuito monetario actual dirigido por los bancos centrales y los intereses de los gobiernos y las instituciones internacionales, es ya de por sí una revolución tan silenciosa como histórica. Desde la creación de la Reserva Federal en 1913, la estabilidad de la economía global no ha dejado de menguar, acrecentándose la incertidumbre tras decisiones como la desvinculación del dólar respecto al patrón oro en 1971.

Si se confirma la creación de una alternativa sólida y funcional al papel moneda, y la tendencia a reducir los pagos en efectivo juega a favor de esta posibilidad, los usuarios recobrarán una gran autonomía de cara a dirigir sus negocios y sus finanzas personales. No solo no tendrían cabida tipos de interés, sino que los grandes problemas de experimentos como el euro, esto es, la incapacidad de implementar políticas igualmente válidas para países notablemente distintos, irían esfumándose. En su lugar los ciudadanos deberían acostumbrarse a no tener a un supervisor todopoderoso marcando precios o regulando el comercio global.

Con todo, no pueden esconderse los posibles riesgos de dar el paso que propone el Hayek Coin. Como decimos, el oro ha sido históricamente un metal muy estable en su cotización, pero esta situación podría cambiar debido a los mayores intereses en el mismo. Dicho de otro modo, aunque el Hayek Coin tome como referencia para fijar su precio las reservas totales de oro en el planeta, el mayor número de operaciones llevadas a cabo con estas monedas podría alterar su ritmo histórico de variación bursátil.

Los promotores de la iniciativa aseguran que su moneda podrá utilizarse a partir del próximo 25 de mayo, estando ya habilitada una plataforma llamada Anthem Vault Inc para adquirir Hayek Coin. A medida que se vaya detectando un crecimiento de la demanda, las monedas virtuales podrán encontrarse en otras webs, surgiendo distintos operadores como ya ocurre con el Bitcoin. Por supuesto, se da por sentado que gobiernos e instituciones tratarán de obstaculizar el proceso.

Vía: Elblogsalmón

Foto: geralt

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...