Los estados se revuelven contra la FED

La política monetaria del Gobierno y del Sistema de Reserva Federal ha provocado que algunos estados lancen sus propias legislaciones con otras divisas aparte del dólar.

Dollar
La política monetaria de la Administración Obama ha sido uno de los principales caballos de batalla de la oposición republicana. Para estos congresistas y senadores, la alegría con la que Ben Bernanke inyecta dinero en la economía norteamericana acabará desembocando en una espiral de aumento de precios de muy difícil control. Con todo, el presidente ha podido esquivar las acusaciones de inflacionista gracias a la mejora relativa de la tasa de desempleo y de las expectativas de crecimiento para los próximos años. Varios estados han ido descolgándose de las pautas marcadas desde el Gobierno Federal y han lanzado sus propias iniciativas en materia monetaria, amparándose en un resquicio legal de la Constitución.

La idea de estas administraciones es la de recuperar el patrón oro como método de pago, aunque algunas propuestas hablan incluso de que también se acepte el patrón plata. En lo que todos coinciden es en señalar que el dólar debe perder su condición de moneda única. Esto se entiende como una forma de conseguir que la Reserva Federal pierda el monopolio de la política monetaria, lo que, según los autores de estas propuestas, permitiría a estos estados escapar de la deriva inflacionista a la que conduce al país. Utah fue el estado pionero en legislar en este sentido, con la Sound Money Act de 2011, que permite que tanto el oro como la plata sean utilizadas como moneda de curso legal. Cabe señalar que los estados no pueden imprimir papel-moneda.

El ejemplo de Utah ha provocado que estados como Georgia o Kansas preparen sus propias legislaciones al respecto. En ambos casos, se plantea incluso que los bancos puedan ofrecer productos financieros específicamente pensados para estas divisas. Virginia por su parte planea formar una comisión de expertos para estudiar la posibilidad de lanzar una moneda vinculada a un metal precioso. Mucho más extemporánea ha resultado la iniciativa de Texas, que ha amenazado con reclamar a la Reserva Federal el oro de este estado sureño. En cualquier caso, resulta evidente que la credibilidad de la FED atraviesa sus horas más bajas.

Fuente: Libre Mercado

Foto / Images_of_Money

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...