La Fed da un paso más hacia la normalidad monetaria

La Reserva Federal aborda la primera subida de tipos de la Administración Trump, situándolos entre el 0,75% y el 1%, niveles todavía bastante reducidos.

United States Federal Reserve System symbol.Close up

El estreno de la Administración Trump nos ha dejado una auténtica catarata de titulares pero, en honor a la verdad, las consecuencias prácticas de las medidas anunciadas han sido bastante limitadas. Con excepción del veto migratorio (recientemente matizado por distintos tribunales), la primera gran acción de calado que se ha tomado en Norteamérica no la ha decidido -suponemos- el nuevo presidente. La Reserva Federal ha subido los tipos por primera vez desde que el peculiar republicano llegara a la Casa Blanca. No le sobran razones para hacerlo.

La economía norteamericana marcha a buen ritmo, incluso muy bueno. La tasa de paro se situó en el 4,7% el pasado mes de febrero, siguiendo en la misma línea que en los trimestres anteriores y evidenciando que apenas si hay mano de obra desempleada en el país. Los datos de inversión son igualmente sólidos y la buena marcha de las exportaciones parece alejar el temor de que el fortalecimiento del dólar lastre excesivamente la competitividad del país. En suma, un marco muy idóneo para seguir buscando la normalidad monetaria.

El movimiento de la Fed ha sido tan medido como los anteriores. Los tipos de interés aumentan un 0,25%, situándose en una horquilla de entre el 0,75% y el 1%. Se trata del nivel más alto desde que en diciembre de 2008 se recortaran hasta el 0%, en donde permanecieron durante siete años hasta que en 2015 se elevaron al 0,25%. Con todo, basta apuntar que en enero de 2007 los tipos se situaban en el 5,25% para evidenciar que todavía queda mucho camino por recorrer.

En cualquier caso, es de celebrar que la Fed no se haya dejado llevar por la contemporización que la ha caracterizado en otras ocasiones. Norteamérica tiene un grave problema con el endeudamiento y numerosos activos financieros están sobrevalorados, de acuerdo con el criterio de cada vez más analistas. La manera menos traumática de pinchar esa burbuja pasa por ir elevando gradualmente los tipos de interés. En este sentido, quizá ese 0,25% se antoje incluso demasiado conservador.

Vía: El Mundo.

Foto: © Irochka

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...