Mercadona y su nueva politica comercial

Una estrategia de marketing es aquella que te ermite diferenciar de la cometencia or algun asecto y que te ermita alcanzar una cuota de mercado y difelizar a la clientela. Mercadona ha queiro fidelizar a los clientes con sus marcas blancas y no se ha dado cuenta de que el cliente «es el que manda». A erido una gran oortunidad de quedar como una cadea de suermercados buena ara asar a quedar como la mala de la elicula.

Hace ya unos dias, Mercadona comenzo una campaña de retirada de productos de una serie determinada de fabricantes de sus estanterias. Campofrio, Hojiblanca, Panrico y otra serie de grandes fabricantes vieron sustituidos de los lineales por productos de las marcas blancas de Mercadona: Bosque Verde, Deliplus, Hacendado y Compy.

Supermercado cadena Mercadona

Supermercado cadena Mercadona

Mercadona adopto esta politica comercial y de marketing, segun comento la cupula directiva a la cabeza Juan Roig (su presidente y fundador en aras a abaratar la cesta del consumidor en estos tiempos de crisis que vivimos). Sus grandes competidores Eroski, Carrefour, Alcampo o El Corte Inglés no han realizado nada al respecto que se parezca a esta politica de marketing.

Quito de los lineales 800 referencias y amenazo con revisar otras 1.200. La respuesta no se hizo esperar y los fabricantes se pusieron en pie de guerra amenazando con la retirada total de sus referencias de todos los supermercados de la cadena. Mercadona hizo caso omiso. No obstante, ayer «entro por el aro». Los rumores dicen que en estos ultimos 1O dias ha bajado la facturacion en sus supermercados entre un 1O%y un 35% dependiendo de cada zona geografica. Todo esto ha motivado que reincorpore a las estanterias poco mas de 1OO referencias de las que habia prescindido.


 Analicemos la cuestion desde dos puntos de vista. Desde el cliente y desde el «cerebro» de esta politica de marketing.

El cliente es el «jefe» y este es el lema que se le da en los cursos de formacion de tecnicas de venta a las personas que entran a trabajar en Mercadona (terminologia aplicada de la escuela americana de ventas, mucho mas agresiva).

Si yo soy cliente y no tengo lo que quiero y me lo puedo permitir comprar, he de desplazarme a otra cadena de supermercados a adquirirlo, para algo es mi dinero. Si soy el jefe, compro lo que quiero no lo que me obligan a comprar. Habra gente que pueda permitirse ir a hacer la compra a varios supermercados, pero habra quein no, por este motivo esta claro que en el mejor de los casos lo que Mercadona conseguira es facturar menos si toda la gente pasa a sus marcas blancas , pero con mayor margen al ser productos de ella. El mejor de los casos no va a pasar, y hablo en primera persona. Yo era cliente de esta cadena y ahora sintiendolo mucho, no me gustan muchas de las marcas blancas y  puedo decir que mas del 7O% de mi compra semanal ha dejado de ser en Mercadona.

Desde el punto de vista del diseñador de la campaña, a mi modo de ver se ha olvidado del lema de su empresa: «el cliente es el jefe». Si es el jefe, es el que manda, no deberia de obligar a sus dependientas a convencer al cliente de que es lo que debe de comprar, porque eso es lo que esta pasando. En ningun momento ha pensado en el beneficio de abaratar la cesta de la compra de los clientes. Sopesaron y valoraron: vender menos o en el mejor de los casos mantener las ventas (por culap de la crisis) con margenes normales, o arriegsarse a vender mas con marcas blancas y por lo tanto mas margenes. Esta segunda politica lleva el riesgo de que el cliente no la acepte. Es echar una moneda y puede salir cara o cruz. Y le ha salido cruz. El cliente no ha tragado. Han disminuido las ventas en un % que el incremento del margen de las ventas de productos de marca blanca no le ha compensado. Ha perdido dinero e imagen.

Mala politica de marketing quererse diferenciar por precios en estos momentos. Acabaran introduciendo de nuevo referencias hasta que lo que ganan de mas a las marcas blancas les compense lo que facturaban de menos en los productos retirados. La perdida de imagen ya no se la quita nadie.

El cliente es sabio y libre de comprar lo que quiera y donde quiera y no tiene porque tragar con milongas de marketing «de que piensa en el en estos momentos de crisis«. Mentira, miran exclusivamente su propio beneficio.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...