Los errores más comunes de las páginas webs corporativas

Las páginas corporativas ayudan a atraer nuevos clientes siempre que las condiciones en que está desarrollada sean las apropiadas

Si bien las grandes corporaciones tienen presencia en la red a través de páginas creadas por webmasters especializados, son muchas las pequeñas y medianas empresas que, por querer seguir un camino similar, dejan la tarea a manos de empleados sin ningún tipo de conocimiento previo. Incluso, en muchas ocasiones, son los propios dueños los que se encargan del trabajo.

Es fundamental ser cuidadosos a la hora de diseñar nuestra web

Lamentablemente, en un mundo tan globalizado y en el que la web es un factor esencial de la vida cotidiana, esto puede llevar a grandes errores. En primer punto, los diseños no suelen ser los apropiados y esto ocasiona que el usuario (potencial cliente) pueda sentir desconfianza hacia la empresa. Es decir, se crea un aspecto negativo que difícilmente podamos reemplazar.

Por eso, para quienes todavía no hayan incursionado en el mundo de las webs corporativas y estén pensando en hacerlo, a continuación detallaremos una serie de cosas a tener en cuenta para lograr que el cliente confíe en nosotros.

El primer punto es, como decíamos antes, darle prioridad al diseño. La página necesita tener profundidad y mostrarnos como profesionales serios. Una web realizada al tanteo y sin mayor compromiso lo único que atraerá son sensaciones de desconfianza.


Por otra parte, no podemos seguir usando un contacto de correo electrónico de servicio gratuito. Usar Hotmail o Yahoo por ejemplo es algo que podemos utilizar para nuestras actividades cotidianas pero no para hacer negocios. Al igual que el diseño, esto genera que el cliente nos vea como “poco profesionales”. Lo mismo sucede con las direcciones gratuitas. Actualmente, los dominios son fundamentales y por fortuna, sus precios son accesibles y generan una mejor mirada sobre nosotros.

Es importante contratar a alguien especializado

Asimismo, los datos de contacto son fundamentales por lo que no debemos olvidarnos de poner un teléfono, dirección y la ya nombrada dirección de correo electrónico. Los clientes están atentos a este detalle y pasarlo por alto es un error gravísimo.

Otro de los puntos importantes a tener en cuenta es que muchas veces las personas encargadas de realizar el diseño de la página olvidan colocar el título a las webs. De esta forma, a medida que vamos navegando veremos en el navegador la insignia Untitled. Es fundamental que al editar la página pongamos el nombre de nuestra empresa en cada una de las webs a las que nos iremos redirigiendo.

Respecto a esto último, el enlace a las diferentes webs siempre tiene que estar relacionadas al producto o servicio que estamos ofreciendo. Lo mismo sucede con la publicidad que siempre tiene que tener un factor común y, por otra parte, no debe ser abusiva.

Fuente: Pyme Cruch

Fotos: Ben Dodson y Matt Hamm en Flickr

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...