Con la crisis aumenta el fraude empresarial

Un informe realizado por PricewaterhouseCoopers estableció que con la crisis ha aumentado el fraude empresarial.

La crisis económica afecta a todos los ciudadanos, incluso aquellos que son dueños de empresas, con la diferencia de que estos tienen otras herramientas para tapar o dibujar los resultados económicos que necesitan para mantenerse.

El fraude empresarial ha crecido con la crisis

Tal es así que según un informe, que realizó PricewaterhouseCoopers (PwC), sobre delitos económicos y fraude empresarial llegó a la conclusión de que con la crisis aumentan los fraudes.

El análisis que hizo PwC señala que el fraude, generalmente, se hace debido a que las empresas se exigen mantener tanto los resultados económicos como el alcance de los objetivos que se establecen previamente.

Los datos analizados surgieron a partir de una encuesta que se les hizo a 3 mil empresarios de 54 países durante el período julio-noviembre de 2009. Y del cual emergieron diferentes conclusiones sobre lo que respecta al delito económico y al fraude empresarial.


A partir del estudio que se realizó, se estableció que los fraudes más frecuentes en las compañías españolas fueron: la apropiación indebida de activos (28%), los sobornos y la corrupción (13%) y la manipulación contable (11%).

Como consecuencia de los resultados obtenidos, se pudieron realizar comparaciones entre España y el resto de Europa, tanto en cuanto a los delitos como las acciones por parte de los directivos de las empresas consultadas.

De esta forma, se ha demostrado que en el último año, el fraude económico en España ha crecido más que en otros países europeos, con un 53%. Además, algunos de los responsables de las empresas señalaron desconocer la cantidad de fraudes realizados, marcando un 24% para los españoles y un 7% para el resto de los europeos.

Continuando con el papel de los dirigentes de las empresas europeas, el 40% confesó que advirtieron un aumento del fraude durante el último año, ya que muchos de ellos mantienen una constancia en realizar evaluaciones de riesgo de fraude.

Sin embargo, el 25% de los empresarios españoles comentaron que no saben la frecuencia con la que sus empresas realizaron estos controles.

La investigación ha llegado a la conclusión de que a pesar del aumento de acciones reguladoras y de los controles anti-fraude, que se llevaron a cabo durante los últimos años, el delito económico es una amenaza que afecta a las empresas.

Por su parte, Javier López Andreo, director responsable de Forensic Services de PwC, explicó: “los delitos económicos provocan perjuicio económico directo e impactos económicos y sociales indirectos, estos últimos, son los más graves y más difíciles de cuantificar”.

Foto: Esparta en Flickr

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...