Yosemite, acechado por el fuego

La extrema sequía juega un papel determinante en la magnitud del incendio que amenaza las secuoyas milenarias del Parque Nacional de Yosemite, en los Estados Unidos.

Yosemite es uno de los parques naturales más importantes y conocidos de los Estados Unidos. Uno de sus grandes atractivos son las secuoyas gigantes, que llevan unos días amenazadas por el incendio que se declaró el pasado fin de semana en el parque californiano. El fuego se declaró en la zona conocida como El Portal, y aunque el parque sigue abierto a las visitas se cerró una entrada y algunas zonas de acampada fueron desalojadas debido a la proximidad de las llamas.

Más de 800 bomberos trabajan en las labores de extinción de un incendio que ya ha quemado más de 1.000 hectáreas, la mayoría de ellas de chaparral, hierbas y maderas secas. De momento, llevan controlado algo más de un tercio del perímetro del incendio, aunque esto ha sido suficiente para que los vecinos de la localidad de El Portal, que fueron desalojados al poco de declararse el fuego, pudiesen volver a sus casas el miércoles al no haber peligro.

El fuego ha llegado a situarse a tan solo 10 kilómetros de Merced Grove, uno de los tres puntos de Yosemite donde crecen sus famosas secuoyas. Se trata de unos árboles gigantes milenarios, ya que se calcula que pueden vivir más de 3.000 años; aunque desde el parque aseguran que las llamas no suponen una amenaza inminente para estos árboles milenarios. Aún así, se muestran cautelosos ante la evolución del incendio, ya que si el fuego avanza hacia las secuoyas la situación podría se dramática.

Uno de los factores clave en la magnitud del incendio es la escasa humedad y la sequía extrema que afecta al oeste de los Estados Unidos desde hace 3 años, lo que dificulta la labor de los bomberos. Este es el primer gran incendio de California, donde la sequía ronda el 80%; hasta el momento los estados del noroeste del Pacífico son los que más habían sufrido el fuego. Por ejemplo, en Washington se registró el mayor incendio de la historia del estado, que también ha sido el más grande de la temporada en el país.

La sequía también está detrás del gran incendio que se declaró en la ladera de Sierra Nevada, en las inmediaciones de Sacramento, al norte del estado de California. En esta ciudad, las llamas arrasaron 1.500 hectáreas y destruyeron a su paso 19 casas, además de obligar a la evacuación de cientos de vecinos de los condados de Amador y El Dorado, donde las viñas forman parte de su paisaje y juegan un papel clave en su economía.

Vía: La opinión

Foto: faungg’s photo

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...