Valencia es una de las ciudades más contaminantes

Recientemente se han dado a conocer unas imágenes de la NASA donde se deja en evidencia que Valencia es una de las ciudades más contaminantes del continente europeo. Y si bien algunas personas y organismos vienen denunciando el grado de contaminación de este lugar, poco es lo que se hace al respecto. Sobre la contaminación en Valencia, especial interés cobra la contaminación lumínica. Veamos de qué se trata esta contaminación.

La Peninsula Iberica vista desde el espacio en la noche

Valencia es un lugar hermoso que tiene unas playas preciosas y rincones de ensueños. Muchas personas viajan allí para disfrutar de su belleza y para mí, quizás por ser tierra de mis abuelos, Valencia es una de las ciudades más hermosas del mundo. Sin embargo, tiene su costado oscuro.

Recientemente se han dado a conocer unas imágenes de la NASA donde se deja en evidencia que Valencia es una de las ciudades más contaminantes del continente europeo. Y si bien algunas personas y organismos vienen denunciando el grado de contaminación de este lugar, poco es lo que se hace al respecto.

Sobre la contaminación en Valencia, especial interés cobra la contaminación lumínica. Un tipo de contaminación que afecta al ambiente y al cielo y se interpone a la vista de aquellas personas que quieren contemplar la inmensa belleza del cielo nocturno estrellado. Un cielo que fue, y debe seguir siendo, punto de reflexión, meditación y punto de partida para muchas ciencias.



Quien quiera contemplar al cielo se topa con varios inconvenientes ya que las luces de las ciudades, especialmente en Valencia, alteran y contaminan al ambiente, sobre todo aquellas que se desperdician apuntando al cielo. Y ni hablar del derroche energético de estas luces que agravan la situación eléctrica. Y peor aún si estas luces provienen de energías sucias.

Para ser más concretos, la contaminación lumínica se produce por la dispersión de la luz artificial en los gases y partículas del aire debido a un alumbrado artificial poco eficaz. Dentro de esta contaminación lumínica cobran mayor importancia la luz hacia el espacio, las luces muy intensas y luces mal orientadas. Y decimos que cobran mayor importancia porque estas luces son ineficaces, en otras palabras, no sirven para nada más que para gastar energía y contaminar.

¿De qué sirve una luz orientada al espacio? ¿Para qué sirven las luces intensas o mal orientadas? Incluso éstas cooperan a mayores accidentes, tanto de tráfico como para los animales nocturnos y migratorios.

En este tema se debiesen dar por aludidos muchos boliches que realizan juegos de luces nocturnos. Si bien es bonito, produce un daño que es incomparable con esos minutos de distracción.

Por otro lado, hay que aclarar que dentro de la contaminación lumínica no se reprochan a las luces que sirven para alumbrar y brindar seguridad. Sólo se reprochan si no cumplen un verdadero propósito o están mal colocadas. Hay que cerciorarse y trabajar para que haya alumbrados eficaces.

Retomando las fotos que sacó la NASA desde el espacio, luego de Valencia, las ciudades más contaminantes de España son: Madrid, Sevilla, Zaragoza y Granada.

Algunas medidas para minimizar la contaminación lumínica

  • No instalar luces de globo sin pantalla porque se estaría desperdiciando el 50 por ciento de la luz que iría hacia arriba.
  • No dirigir focos ni láseres hacia el cielo.
  • Usar bombillas de vapor de sodio de bajo consumo con pantallas para que así se ilumine el suelo y no el cielo.
  • Incentivar las energías limpias.

Fuente y Foto: El país

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...