Un brote de ántrax mata a treinta hipopótamos

El Parque Nacional Queen Elizabeth, situado en Uganda, ha sido testigo del segundo brote de ántrax que ha afectado a algunos de sus animales. El primer brote se ha registrado en el año 2004, en el que han fallecido 300 hipopótamos por esta sustancia, y en el brote actual han muerto 30 hipopótamos más. Sin dudas una noticia nos llega con tristeza, un evento que causa dolor y que se cobra la vida de estos animales excepcionales que no abundan por la Tierra.

Un brote de ántrax mata a treinta hipopótamos

El ántrax es una sustancia que con su nombre ya causa temor en muchas personas. Y este temor que rodea al ántrax se hizo más notorio hace unos pocos años cuando Estado Unidos y otros países recibían cartas con esta sustancia que es capaz de infectar a todos los seres vivos.

Pero la noticia de hoy  involucra a animales, más precisamente a hipopótamos del Parque Nacional Queen Elizabeth, los cuales han sido víctimas de un brote de ántrax y treinta animales de esta especie han muerto por este infortunio.

Esta no es la primera vez que los hipopótamos de esta reserva de la vida natural de Uganda, un país localizado en el área centro-oriental de África, padece un evento de estas características. Ya en el año 2004, una epidemia de ántrax en este Parque Nacional se ha cobrado la vida de varios animales.


En este evento de hace seis años, han perdido la vida trescientos hipopótamos, mientras que en el brote actual se ha lamentado la muerte de treinta de ellos. Según explica Lillian Nsubuga, funcionaria de comunicaciones de la Autoridad Ugandesa de Vida Salvaje, «En esta ocasión no hemos tenido muchos problemas porque sabíamos de que enfermedad se trataba, a diferencia con el brote de hace seis años, cuando no teníamos idea de lo que afrontábamos«. Así mismo, todos los hipopótamos que han fallecido han sido sepultados en el parque tras ser examinados por veterinarios y médicos.

Y ante el temor de los habitantes y comerciantes de allí, como también de los turistas que viajan a este lugar para conocer la fauna y flora que hay en sus tierras (las cuales son riquísimas), las autoridades del lugar han confirmado que el brote ya está controlado y no hay que temer por el ántrax.

Muchos de los lugareños manifestaron esta preocupación por ellos mismos y por las actividades económicas, que dependen del turismo, ya que el ántrax es una sustancia que también infecta a los humanos.

Luego de estos dos brotes con esta sustancia, esperemos que no hayan más víctimas y que los animales que se encuentran en el Parque Nacional Queen Elizabeth, reconocido por la UNESCO en 1979 como Reserva de la Biosfera, puedan estar tranquilos y vivir sin amenazas de ningún tipo.

Sin dudas, una noticia que nos llega con tristeza, un evento que causa dolor y que se cobra la vida de estos animales excepcionales que no abundan por la Tierra.

Fuente: ABC

Foto: Hipopótamo por Barquisimeto en Flickr

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...