Tsunamis en España, ¿es posible?

En España los tsunamis no son habituales pero sí se pueden hacer presentes. De hecho la historia española nos demuestra que así es. En concreto, en el año 1755 un maremoto arrasó con Cádiz y Huelva, y producto de ellos fallecieron más de 1.200 personas. Los científicos y expertos claman por un buen sistema de alerta.

Tsunamis en España, ¿es posible?

Alarmados con el reciente desastre natural en Japón, que aún hoy sigue vigente, la comunidad internacional comenzó a interiorizarse más sobre estos fenómenos que resultan ser impredecibles en muchas zonas del mundo y en los efectos que pueden tener, por ejemplo, en las centrales nucleares.

En lo que respecta a España, los tsunamis no son habituales pero sí se pueden hacer presentes. De hecho la historia española nos demuestra que así es. En concreto, en el año 1755 un maremoto arrasó con Cádiz y Huelva, y producto de ellos fallecieron más de 1.200 personas.

Y la pregunta e inquietud actual es: ¿España puede predecir un desastre natural de este tipo? La lamentable verdad es, según los científicos y expertos, que España carece de un sistema de alerta ante una gran ola. Estos mismos profesionales sostienen que no saben ni pueden predecir si un tsunami podría acontecer en los próximos años, pero ante los importantes efectos negativos de estos desastres naturales exigen y piden un sistema de alerta.

Sobre el tsunami de 1755

Cádiz y Huelva son los lugares que sufrieron y padecieron los efectos y consecuencias de una gigantesca ola que se produjo luego de un terremoto provocado por una falla en el Atlántico a 400 kilómetros de la costa. El suceso ocurrió un 1 de noviembre, el día de Todos los Santos, y quedo registrado en la historia como elterremoto de Lisboa, el cual, en Portugal, provoco la muerte de aproximadamente 12.000 personas.

Este seísmo generó el tsunami que golpeó a las mencionadas zonas de España y se cobro la vida de 1.240 personas (este es el numero que está registrado y documentado). A estas zonas las afectó considerablemente porque tienen marismas bajo el nivel del mar. Según se tienen conocimientos, “la primera ola llegó a Huelva a los 45 minutos y a Cádiz a los 60. Aunque hay debate y hay quien cree que en Cádiz llegó a medir 12 metros de altura, hay una marca de 6,5, que es mucho«.

El Gobernador de Cádiz mandó a cerrar las puertas de la muralla tras la primera ola, lo cual permitió salvar vidas. Y desde dicho momento, cada 1 de noviembre sale en la ciudad la virgen de la Palma en procesión, en agradecimiento por “haber parado las aguas”.

¿Un caso aislado?

Según Mauricio González, investigador del Grupo de Ingeniería Oceanográfica y Costas la Universidad de Cantabria experto en tsunamis, el tsunami de 1755 no fue un caso aislado: «Según el catálogo de tsunamis europeo, más de 18 terremotos tsunamigénicos han sido históricamente documentados entre el 300 antes de Cristo y 1900» en el golfo de Cádiz. Y si bien los tsunamis son menos destructivos en el Mediterráneo, suponen riesgos que hay que considerar.

Frente a este panorama, los científicos claman por un buen sistema de alerta de tsunamis.

Fuente: El País

Foto: Ola gigantesca por Ametsola en Flickr

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...