«Tapones para una nueva vida», solidaridad y reciclaje

«Tapones para una nueva vida» es una campaña que pretende ayudar a niños con probelas de salud y sin recursos. Ésta consiste en recoger tapones de pástico y llevarlos a una planta de reciclaje. Si la recogida es a nivel nacional conseguiremos mucho más éxito.

Se han iniciado numerosas acciones para ayudar a niños o personas adultas a superar o a mejorar algún tipo de enfermedad. Hace años se recogían las chapas de las latas de refresco y ahora la campaña «Tapones para una nueva vida» recoge tapones de plástico de las botellas para ayudar a niños con problemas y pocos recursos.

Tapones de plástico para reciclar.

La iniciativa pretende que los ciudadanos recojamos tapones de plástico, cuantos más mejor, y los depositemos en cualquier punto de la compañía Seur. Ésta trasladará todos los tapones, de manera gratuita y sin ánimo de lucro, a Acteco. Ésta es una empresa dedicada principalmente al reciclado de material de plástico que donará todos los beneficios conseguidos con los tapones.

A esta campaña también se ha unido Everis, empresa dedicada a la consultoría multinacional que ofrece soluciones de negocio, estrategia y desarrollo. La participación de esta empresa consistirá en recoger todos los tapones que se generen en la sede de la compañía. Para después trasladarlos a Seur y que este lo lleve a la planta de reciclaje.

Será Seur, empresa de transporte, la que contabilizará los kilos o toneladas recogidos y su valor en euros de dichas entregas. Los fondos se liquidarán directamente con el niño afectado para conseguir la mayor transparencia posible.

La iniciativa nace con el caso de Iker, un niño que necesita un bipedestador. La familia recoge tapones con ayuda a nivel local y se presentan en la Fundación Seur para pedir ayuda y transportarlos a una recicladora que se haría cargo de los gastos. A partir de este caso, se pone en marcha esta campaña con el fin de ayudar a más niños.

Con ayuda a nivel nacional se podrá ayudar a muchos mas niños. Fundación Seur no sólo opera en España, también en Portugal. Además la campaña esta teniendo mucho éxito y mucha colaboración de los ciudadanos. Por cada tonelada recogida la recicladora abona, directamente a la familia, 300 euros.

La iniciativa tiene un fin principal como es la ayuda de niños con problemas de salud. Casos especiales que necesitan ayuda urgente. Pero indirectamente estamos realizando una actividad muy interesante. El plástico recogido, al no estar mezclado con otros materiales podrán ser aprovechados y tener una nueva vida. Además la colecta de los tapones solidarios ha evitado la emisión de gran cantidad de CO2.

Sin duda es una gran iniciativa para ayudar a los niños más necesitados a superar una enfermedad, todo ello acompañado de una actividad que respeta el medio ambiente.

Foto / Anna Strumillo

Información / Fundación Seur

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...