Se multiplican las demandas contra BP

Nueva York, Texas y México presentarán diversas demandas contra BP por la explosión y el hundimiento de la plataforma petrolífera Deepwater Horizon en abril de 2010.

Ya han pasado más de tres años desde que un 20 de abril de 2010 la plataforma petrolífera Deepwater Horizon, que entonces operaba para la petrolera británica BP, explotara y dos días más tarde se hundiera en el Golfo de México, causando uno de los desastres medioambientales más graves de los últimos tiempos.

Aunque el pasado mes de noviembre, la petrolera y el gobierno de los Estados Unidos acordaron una multa de 4.500 millones de dólares por el vertido -la más grande impuesta jamás a una empresa en ese país-, BP todavía no se ha librado de las consecuencias del desastre. Por diferentes motivos, algunos bastante surrealistas y alejados del medio ambiente, Nueva York, Texas o México ha interpuesto sus demandas contra la petrolera.

Empezamos con el caso de Nueva York. La ciudad de los rascacielos está bastante lejos del Golfo de México, y la marea negra no llegó a sus costas, pero aún así ha interpuesto una demanda. ¿La razón? Los más de 39 millones de dólares que los beneficiarios de los fondos de pensión de la ciudad perdieron por la mala conducta y el comportamiento fraudulento de BP en el accidente. Los demandantes denuncian que la petrolera no informó a los accionistas sobre el riesgo que implican las perforaciones marítimas, y una vez comenzó a vertirse petróleo, los intentó engañar al minimizar los daños y el coste que supondría para los accidentes.

Por su parte, Texas es el último de los estados bañados por las aguas del Golfo de México, a los que el derrame afectó directamente, en pedir cuentas a la petrolera. Texas se ha unido a los estados vecinos en la demanda contra BP por su responsabilidad en el accidente. En esta ocasión la demanda va más allá de BP e incluye a sus socios Trasnocean, Andrako y BP America, además de otras empresa smenos relevantes, a las que acusa de llevar a cabo «malas prácticas» deliberadamente a la hora de gestionar el vertido de petróleo.

Tampoco en México parece que vayan a dejar pasar la oportunidad de exigir responsabilidades a la petrolera británica. Un grupo de ciudadanos del país centroamericano prepara una demanda civil contra BP en la que se incluirían tanto los daños directos a los propietarios de terrenos o locales en la costa del Golfo de México como los daños indirectos.

Se calcula que entre la explosión de la plataforma y el sellado del pozo se vertieron al mar casi cinco millones de barriles de petróleo, de los que en las tareas de limpieza solo se recogieron 800.000. Para hacer frente a la responsabilidad derivada del accidente, entre multas y limpieza, BP podría gastar más de 42.000 millones de dólares. En el primer trimestre del año obtuvo 4.200 millones de beneficios, casi suficientes para hacer frente a la multa.

Fuente: Energía Verde

Foto: ideum

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...