Récord de deshielo en el Ártico

El hielo del Océano Ártico registró en 2012 sus niveles mínimos históricos. Paralelamente, el nivel del mar sufrió su mayor subida y aumentaron los gases emitidos a la atmósfera.

El año 2012 acabó con unos datos sobre el medio ambiente muy preocupantes: se batieron los récords de deshielo en el Ártico, el del aumento del nivel del mar y el de emisiones de efecto invernadero a la atmósfera. Además, fue el año más caluroso de la historia de Argentina y los Estados Unidos; mientras que a nivel global se convirtió en el octavo o noveno año más cálido de la historia, según los datos que utilicemos. Algo que contrasta con las temperaturas más frías de lo normal que se registraron en Alaska o partes de Asia.

Así lo explica la primera parte de un estudio realizado por la Administración de Océanos y Atmósfera de los Estados Unidos (NOAA), que nos lleva a una conclusión muy clara: «el mundo se calienta«, como explica de forma gráfica el responsable de Datos Climáticos de la NOAA, Tom Karl. La segunda parte del informe se conocerá el mes que viene, cuando se explicarán las causas que han llevado al aumento del deshielo, la crecida del nivel del mar y el aumento de las emisiones.

El hielo marino que hay en el Océano Ártico alcanzó su nivel mínimo en septiembre, con solo 2’12 millones de kilómetros cuadrados, mientras que en junio la capa de nieve del Hemisferio Norte llegó a mínimos históricos. Se trata de los niveles más bajos desde que hace 34 años empezaran los registros por satélite. Por su parte, el 97% de la capa de hielo de Groenlandia evidenció signos de deshielo durante dos días, cuatro veces más de lo habitual a esas alturas del año.

Por su parte, la temperatura en la superficie de los océanos subió después de un primer semestre de 2011 donde el fenómeno «La Niña» provocó su descenso. «La Niña» no impidió que en 2012 superase su récord histórico, y se calcula que en los últimos 20 años el nivel del mar ha subido 3’2 milímetros. La temperatura del agua subió hasta en la profundidad de los océanos, que siguen siendo más salados en zonas de alta evaporación y tienen un agua más dulce de lo habitual donde hay altas precipitaciones.

Finalmente, el descenso de las emisiones de gases de efecto invernadero a la atmósfera a consecuencia de la crisis económica que afecta a la mayoría de países del mundo ya es historia. Se batió el récord de emisiones de gases procedentes de combustibles fósiles, y la concentración atmosférica de partículas de dióxido de carbono alcanzó un promedio cercano a las 400 partes por millón.

Fuente: El País

Foto: JUAN-VIDAL

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...