Proteger la biodiversidad europea después del 25 de mayo

Los ecologistas instan al Parlamento Europeo a acabar con la deforestación o favorecer una agricultura de proximidad para acabar con la pérdida de biodiversidad.

Ya hemos visto las propuestas de las principales organizaciones ecologistas españolas para que el Parlamento Europeo que surja de las elecciones del próximo 25 de mayo ha frente a problemas como el cambio climático, la contaminación de aire, ríos y mares o la gestión de residuos. Pero, ¿qué harían WWF, SEO/Birdlife, Amigos de la Tierra, Greenpeace o Ecologistas en acción para garantizar la protección de la biodiversidad europea tras el paso por las urnas?

A juicio de estas organizaciones, lo primero sería poner fin a la pérdida de biodiversidad antes de 2020, algo que pasaría por un cambio «sustancial» de las políticas europeas. Aquí encontramos tres frentes. Por un lado, ven necesario que las reformas de pesca y agricultura ayude a la protección de hábitats, aguas o suelo. Por el otro, reclaman una nueva legislación sobre el impacto de las especies invasoras en la biodiversidad y las personas; y finalmente una aplicación efectiva de la Red Natura 2000.

Otro de los objetivos que marcan es parar la deforestación y la degradación forestal tanto europea como global. La deforestación viene acompañada de un aumento de las emisiones de gases de efecto invernadero, amenazando tanto la biodiversidad del planeta como a las personas. Los ecologistas piden que Europa deje de importar materias primas procedentes de la degradación y deforestación de los bosques, reduciendo el impacto europeo sobre los bosques, y que apoye a países pobres, en especial a los tropicales, a acabar con la destrucción de sus bosques.

Igual que los bosques, la agricultura tiene un importante papel en la conservación de la biodiversidad. En este punto, las organizaciones ecologistas piden a los eurodiputados que la Política Agraria Común (PAC) apueste por una agricultura basada en la biodiversidad, el apoyo a los pequeños agricultores, el comercio de proximidad y la producción extensiva. Un cambio que pasa, por ejemplo, por la investigación y el desarrollo de prácticas que no dependan de productos químicos y derivados del petróleo como los fertilizantes.

También piden al Parlamento Europeo que ejerza una posición común de rechazo a los transgénicos, los productos modificados genéticamente que suponen una amenaza para ese modelo de agricultura sostenible que defienden. Estos son los principales aspectos sobre la protección de la biodiversidad, aunque en el post dedicado a las aguas vimos otras propuestas, como la mejora de la calidad de los ríos o una reforma pesquera que acabase con problemas como la sobrepesca en el mar.

Foto: Keith Laverack

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...