¿Por qué se ha quedado corta la Cumbre del Clima?

Tras la Cumbre del Clima destacan la división entre países ricos y pobres y la falta de debates sobre temas tan importantes como las energías renovables o la financiación del Fondo Verde.

Tras la Cumbre del Clima que se celebró en Lima hace unos días, todos nos hemos quedado con la sensación de que se podía haber hecho más, pero el resultado es corto. ¿Por qué? A continuación vamos a analizar las conclusiones que sacamos de la Cumbre del Clima.

  • Aplazamiento. El debate de temas clave se ha aplazado para la cumbre de 2015 en París, donde se hablará de temas como calendarios, restricciones de emisiones o la financiación de los 100.000 millones de Fondo Verde. Tampoco se aclaró qué forma jurídica tendrá el acuerdo que salga de la capital francesa. Otra de las grandes lagunas del acuerdo de Lima es que no se apuesta claramente por las energías renovables que impulse la necesaria transición energética del modelo contaminante a uno más sostenible.
  • Preocupación. Los países admiten su „grave preocupación” por la diferencia entre las promesas para limitar las emisiones y el camino que se seguirá para convertirlas en realidad y evitar el subida de 2ºC de las temperaturas que provocaría catástrofes naturales.
  • Planes nacionales. Cada país tiene hasta el 31 de marzo para presentar un plan nacional contra el cambio climático que no tiene por qué incluir una reducción de las emisiones. Tampoco están obligados a asumir objetivos ni un calendario, así que cada país podrá diseñar el plan que más le interese en la cumbre de París 2015.
  • Revisiones. Los grandes países emergentes, con China a la cabeza, rechazan que sus objetivos se revisen a fondo. A cambio, admitieron una revisión más laxa solo un mes antes de la cumbre de París 2015.
  • División. Los países ricos y en vías de desarrollo están divididos, lo que estuvo a punto de dejar la cumbre sin fracaso. Los países pobres no están dispuestos a reducir las emisiones si no lo hacen los ricos, históricamente más contaminantes; y el problema está en cómo dividir la responsabilidad de reducir las emisiones entre países ricos, pobres o emergentes.
  • Emisiones. Naciones Unidas denuncia que ya se ha superado la mitad del límite de emisiones de toneladas de carbono para evitar niveles peligrosos de calentamiento -el aumento de 2ºC-, pero las emisiones siguen sin reducirse, en especial por parte de China y otros países en auge.
  • EEUU-China. Los días previos a la cumbre, EEUU y China anunciaron un importante acuerdo para reducir sus emisiones, aunque a la hora de la verdad ambos países están en mundos diferentes. Además, las acciones de EEUU están limitadas ya que el Congreso está en manos de los republicanos; mientras que China no reducirá sus emisiones hasta 2030. Mientras, seguirán aumentando.

Vía: La Vanguardia

Foto: UNclimatechange

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...