Pocos acuerdos en la reunión del clima de Nueva York

La reunión del clima de Nueva York se cerró sin grandes avances ni compromisos más allá de las palabras de los más de 120 líderes mundiales presentes, donde faltaron China y la India.

Que Leonardo di Caprio haya sido el gran protagonista de la reunión sobre cambio climático celebrada en la sede de Naciones Unidas en Nueva York es el mejor indicativo del enésimo fracaso de una reunión de este tipo. Los más optimistas destacarán la voluntad de acuerdo y las palabras de muchos de los mandatarios presentes en Nueva York como Obama o Felipe VI, pero las palabras no dejan de ser palabras y no se ha llegado a ningún compromiso para hacer frente al cambio climático.

Tan solo se pueden destacar dos acuerdos de la cita neoyorkina, la reducción de la deforestación y la contribución europea contra el cambio climático. Sobre la primera, 32 países -entre ellos Francia, EEUU, México, Chile, Perú o Colombia- se comprometieron junto a decenas de empresas a reducir a la mitad la pérdida de bosques en 2020 y al 100% en 2030, una medida con la que se calcula que se salvarán 350 millones de hectáreas de tierras degradadas, una superficie parecida a la de la India.

Mientras, la Unión Europea anunciaba la donación de 3.000 millones de euros en siete años para la lucha contra el cambio climático en los países pobres pese a la división interna sobre el tema. Los países en vías de desarrollo reclamaron a los países ricos que encabecen la cruzada contra el cambio climático, ya que tienen una “responsabilidad histórica”, como señaló el presidente boliviano Evo Morales.

Por otra parte, su homólogo peruano Ollanta Humala destacó que estamos ante un momento clave para el futuro del planeta, y espera que la cumbre del clima que se celebrará en su país en diciembre sirva para sentar las bases de un acuerdo vinculante “claro y coherente” frente al cambio climático. Uno de los grandes retos de las negociaciones que debería culminar en París 2015 con un protocolo que sustituya al de Kyoto es salvar las diferencias entre Occidente y los países en desarrollo, en especial la India y China, que no enviaron a dirigentes de primer rango a la cita en la ONU.

Ban Ki-moon, secretario general de Naciones Unidas, invitó a los más de 120 líderes mundiales a “escuchar” a los más de 300.000 manifestantes que el domingo pidieron una respuesta inmediata contra el cambio climático en la Marcha por el clima de Nueva York. Ban recordó que “negociar con la madre naturaleza” es imposible y que cada vez hay menos tiempo para hacer frente al cambio climático, además de insistir en que “no puede haber un plan B porque no tenemos un planeta B”.

Vía: EFEverde

Foto: Julian Rotela Rosow

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...