Pescan tres toneladas de escombros en Badalona

Los pescadores de la Cofradía de Badalona se quejan de la gran cantidad de basura que hay frente a la costa, lo que dificulta la pesca y ha provocado la desaparición de especies marinas.

El pasado mes de mayo, un grupo de pescadores de Badalona salió a pescar langostinos frente a la costa de Barcelona. Sin embargo, un temporal los sorprendió en el mar y tuvieron que volver a puerto rápidamente, sin poder recoger la red, de 1’5 kilómetros. Más tarde volvieron a por su material, pero se encontraron con una red llena de escombros, y como no podían levantarla la tuvieron que dejar. Cuatro meses después han vuelto, y han recuperado una parte de la red… con tres toneladas de escombros.

Quizá este sea el caso más espectacular con el que nos encontramos, pero el problema de la basura frente a la costa de Barcelona es uno de los grandes quebraderos de cabeza de los pescadores que faenan en la zona. Ramon Costa, uno de los pescadores que vio como su red se quedaba en el mar debido al peso de los escombros, asegura que «el futuro de la pesca está igual de negro que la red que hemos sacado».

Además, entre el gremio de pescadores la moral cada vez está más baja, ya que nadie aporta una solución a este problema. Desde la Cofradía de Pescadores culpan de la suciedad del litoral barcelonés a la depuradora del Besós, aunque sus responsables niegan que esta sea el origen de los residuos que acaban en el mar. Unos meses atrás, el Ayuntamiento de Badalona creó una comisión con todos los implicados en el problema para determinar el origen de toda esta suciedad, pero a día de hoy la búsqueda no ha obtenido ningún resultado.

Mientras, los pescadores se lamentan tanto de las pérdidas económicas provocadas por toda esta contaminación como por los efectos que tiene sobre los peces que habitan en la zona. Desde la Cofradía de Badalona afirman que la suciedad está justo frente a la costa, así que para evitarla tienen que navegar mar adentro unos 5 o 6 kilómetros, una distancia a la que sus pequeñas embarcaciones no pueden llegar.

Los pescadores aseguran que se han perdido varias especies marinas debido a los escombros que acaban en el mar, un pescado que ya no pueden recoger y que supone una importante pérdida económica. Lo mismo que las redes estropeadas. Según los pescadores que en lugar de langostinos se encontraron con las tres toneladas de escombros han perdido unos 10.000 euros, una cantidad que se suma a los 300.000 euros en pérdidas por redes estropeadas que calculan desde la Cofradía.

Vía: La Vanguardia

Foto: Daniel Lobo

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...