Parque Nacional de Fiordland

El Parque Nacional de Fiordland se encuentra en la isla sur de Nueva Zelanda, siendo el Parque más grande de todo ese país con una extensión de 12.500 kilómetros cuadrados. Pero quizás sea el más grande porque dentro de este parque se comprenden tres parques nacionales: el Parque Nacional de Westland, el de Monte Aspiring y el de Aoraki-Monte Cook.

El Parque Nacional de Fiordland se encuentra en la isla sur de Nueva Zelanda, siendo el Parque más grande de todo ese país con una extensión de 12.500 kilómetros cuadrados. Pero quizás sea el más grande porque dentro de este parque se comprenden tres parques nacionales: el Parque Nacional de Westland, el de Monte Aspiring y el de Aoraki-Monte Cook.

Parque Nacional de Fiordland

Parque Nacional de Fiordland

Algo de lo más destacable de este parque son la gran cantidad de fiordos que existen. Para quienes desconocen que es un fiordo, os cuento que es un valle que ha sido excavado por un glaciar y luego fue invadido por el mar, existiendo en él agua salada. El paisaje que ofrecen estos fiordos es indescriptible, algo que sumado a la flora y fauna del lugar hacen del Parque Nacional Fiordland un destino obligado para todos los que tengan la posibilidad de viajar allá. Y para la gran mayoría que hace equilibrios con la economía, os cuento que pueden buscar vuelos de bajo coste y aprovechar la naturaleza única de este lugar de Nueva Zelanda.

En total existen 14 fiordos en el Parque. Estos fueron cavados tanto por el deshielo de las montañas como por el accionar del viento durante un largo periodo de tiempo, dando lugar a una especie de laberinto de canales y paredones de piedra de una altura aproximada de 2000 metros. Ayudando e incrementando la belleza de este increíble paisaje de la naturaleza, les tengo que agregar las variadas cascadas que se forman en el descenso de la montaña con agua de deshielo.


Con respecto a la fauna de este lugar, se pueden encontrar con animales que no están presentes en cualquier parte del mundo. Me refiero a focas, delfines, ciervos, roedores, aves y conejos, otorgando un extra al ya increíble Parque Nacional de Fiordland. Para resaltar esta el ave kiwi y el kakapo, una especie de loro que no vuela.

Pero este Parque no solo encantará a los amantes de la naturaleza y el medio ambiente, sino que también a los aficionados del deporte al aire libre. Y digo esto porque el Parque cuenta con zonas para caminatas bien delimitadas y cuidadas, con diferentes grados de dificultad, que invitan a todos a hacer un poco de trekking acompañados de un incomparable paisaje natural, con aire puro y todo el encanto de un medio ambiente sano. Algunas de las sendas más recomendadas son; Milford, Kepler y Hollyford.  También pueden optar por escalar, hacer alpinismo o kayak.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...