Orinar en el mar no es malo para las especies marinas

Un estudio demuestras que orinar en la playa no perjudica al medio ambiente marino, e incluso lo puede beneficiar, debido a las similitudes entre la orina y el agua del mar.

Uno de los grandes mitos del verano es que orinar en el mar es malo para el medio ambiente. Seguro que este verano más de uno habréis salido corriendo del agua en busca de los baños más próximos para aliviar la vejiga, pero un nuevo estudio revela que esta carrera hacia el servicio no tiene sentido más allá del pudor o la vergüenza de orinar en público, ya que la Sociedad Estadounidense de Química acaba de anunciar que la orina no es dañina para la flora y fauna del mar.

Si el tema investigado puede parecer sorprendente, no lo es menos la forma en que lo han explicando: subiendo a YouTube el vídeo que encabeza este post. En él explican que la principal razón para no preocuparnos por ello son las similitudes entre la orina y el agua del mar. Así, si el 95% de la orina está compuesta por agua, el 96’5% de los océanos también lo compone en líquido elemento. Más similitudes, los iones de sodio y cloruro de la orina también están presentes en los océanos.

Así, si sumamos el potasio, presente en el agua marina y en la orina, llegamos a la conclusión que orinar en el mar es prácticamente añadir al agua los mismos elementos químicos. En el vídeo también nos habla de la urea, el desecho principal de la orina. Cuando el nitrógeno que contiene la urea se combina con el agua marina se produce amonio, un elemento que según los científicos estadounidenses alimenta la vida vegetal de los mares.

Para todos los que todavía no estén convencidos de que orinar en el mar no es que no sea malo, sino que incluso puede beneficiar a las especies vegetales, los investigadores de la Sociedad Estadounidense de Química les dan otro argumento de peso: los animales marinos también orinan en el agua. De hecho, las ballenas pueden liberar cantidades de pis que se acercan hasta los 970 litros al día, por lo que en comparación la incidencia del pis humano es más bien escasa.

Los autores de la investigación acaban con un consejo: no orinar en zonasprotegidas ni pequeñas, como lagos, albercas, pozas o playas cerradas, ya que en esas ocasiones si que es antihigiénico. La razón es que al ser una zona pequeña y sin un gran flujo de agua, la urea no tiene suficiente líquido para disolverse y si que sería un problema. Así que ya lo sabéis, la próxima vez que estéis en la playa y os entren ganas de orinar en el mar no os preocupéis por los efectos de la orina sobre el medio ambiente.

Vía: Excelsior

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...