Obra Social Caja Madrid y la FNYH salvan la biodiversidad en el Oeste Ibérico

La iniciativa europea LIFE + Nature incluye la conservación de los ecosistemas mediterráneos a través del proyecto «Conservación de la biodiversidad en el Oeste Ibérico»

buitre

El buitre leonado será una de las especies beneficiadas por el proyecto.

Martin Luther King dijo que si el mundo acabara mañana, él hoy plantaría un árbol, ¿compartes este pensamiento?. No sabemos si vosotros habías leído antes esta afirmación, pero parece que Obra Social Caja Madrid y la Fundación Naturaleza y Hombre han basado su nuevo proyecto en la idea de este defensor de los derechos civiles.

El proyecto ‘Conservación de la biodiversidad en el Oeste Ibérico’, desarrollado dentro del Proyecto LIFE+Nature de  la Comisión Europea,  en el que ambas entidades se embarcaron en 2009 ya ha llegado a su última fase con un tremendo éxito. El objetivo era mejorar y preservar el estado de conservación de la biodiversidad en un área de unas 132.878 hectáreas, teniendo como principal zona de acción la recuperación de los bosques autóctonos de la Reserva Biológica Campanarios de Azaba, incluidas en la red ecológica europea Red Natura 2000. También están adscritas al proyecto la Reserva Campo Argañán en España y Malcata en Portugal, pero los esfuerzos de estas dos entidades se han orientado sobre todo a mantener el ecosistema de bosque mediterráneo de la Reserva Biológica Campanarios de Azaba en Salamanca.

Gracias a  Obra Social Caja Madrid y la FNYM, esta finca se ha convertido en una reserva  natural de 522 ha. de superficie con sus robles, encinas y alcornoques que constituyen el hábitat natural de infinidad de especies animales. Las labores de reforestación dan dado lugar a 2.650 nuevos árboles y al refuerzo de 32 hectáreas de bosques de encinas. Y para mantener el resultado obtenido, se han instalado indicadores que determinen la calidad del hábitat y se han creado estanques temporales mediterráneos.

La fauna también se ha visto beneficiada con este proyecto ecológico, ya que las grandes aves como la cigüeña negra, el buitre leonardo o el águila Imperial dispondrán de puntos de alimentación adaptados y plataformas de nidificación para favorecer el aumento de las poblaciones de estas especies en el entorno. Con esta misma intención, también se han creado refugios artificiales para el conejo de monte, pieza fundamental en el ecosistema mediterráneo.

La segunda rama del proyecto se centra en la educación ambiental de la sociedad. Los organizadores han querido involucrar a los vecinos de la localidad en este ambicioso proyecto desde sus inicios y han desarrollado programas de gestión de uso público y de educación ambiental. Las tareas de sensibilización se llevarán a cabo mediante diferentes actividades: visitas guiadas, conferencias y actividades participativas como el censo de aves o el hallazgo especies de anfibios y reptiles que viven en las profundidades de los estanques. Las diferentes acciones de voluntariado también están contempladas en el programa.

Para desarrollar la tercera y última fase del proyecto, la dotación económica ha sido de 51.4342, 16 €. Si quieres conocer más de cerca todos los aspectos de este proyecto, te facilitamos el plan de gestión elaborado por la Fundación Naturaleza y Hombre. Y si tras esta noticia te han entrado ganas de sumarte a la iniciativa y mejorar tus conocimientos sobre medio ambiente con una visita a la finca Campanarios de Azaba, te informamos de que esta se encuentra en el límite con Portugal en la ciudad de Salamanca y que puedes acceder a la reserva desde el pueblo de La Alamedilla o desde Espeja.

Vía / Medio Ambiente

Foto / yannboix

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...